*AMLO-JC, amor con amor se paga

*Corral extasiado en ciudad Juárez

*¿Reventó la liga Jesús, fifí, Mesta?

*De dinero ni hablar; no hay ni habrá

*Equilibrios de poder en Morena

Embelesado, pleno y ufano como no había estado en meses quedó Javier Corral en ciudad Juárez, al recibir una dulce despedida del presidente López Obrador. “Yo considero que Javier, hizo un buen gobierno en Chihuahua, sobretodo un gobierno honesto. Porque le hacía falta a Chihuahua un gobernador honrado, se había padecido de muchos gobiernos… no lo voy a decir tan duro como lo he dicho en otras ocasiones, pero inmorales. Nada había dañado más a Chihuahua que la deshonestidad de esos gobernantes. Un buen gobierno es sinónimo de honradez y honestidad, por eso le hago este reconocimiento a Javier Corral”, dijo el presidente ante un extasiado Corral que no cabía en si.

Amor con amor se paga, López Obrador sabe que Corral saldrá por la puerta de servicio, dejando un gobierno en quiebra y tiene muy presente que puso al servicio de Morena y de su candidato, Juan Carlos Loera, todo el poder político del gobierno estatal, pero al chocar de frente contra la determinación ciudadana que decidió rechazar el proyecto populista, llevándolos a una estrepitosa derrota, lo menos que merecía el gobernador era un apapacho presidencial en público.

Que lo disfrute, pronto conocerá su tristísima realidad, la de un político fundido y un ser humano solitario que, consumido en sus rencores y mezquindades, traicionó a sus amigos  quedando a merced de bribones como Dante Delgado y el propio López Obrador. Sí, después de éstos meses de ir a la deriva, el apapacho le sentó de maravilla.

En cuanto a la honestidad habría que ponerle asteriscos, por que honesto, honesto, lo que se dice honesto quien sabe. Efectivamente no hay materia para igualarlo con la corrupción duartista, pero cada vez surgen voces informadas que hablan de un cochinito que habría hecho el gobernador para garantizar una jubilación dorada y un año sabático a todo lujo en el extranjero ¿Se las creemos? Por ahora tome la información con reserva, son versiones que corren en altos círculos empresariales.

Con el tiempo se irán desvelando los actos de corrupción, sean del gobernador o de sus amigos. Ahora mismo Antonio Pinedo, su primer jefe de prensa, es prófugo de la justicia y el mismo gobernador lo tuvo de asesor en su despacho, sabiendo que tenía una carpeta de investigación abierta ¿Honesto con antecedentes así?. Pinedo no es el único, hay otros, pero ahora menciono al más fifí de todos los fifís de gobierno, Jesús Mesta, coordinador ejecutivo del gabinete. Quizás Mesta no sepa, pero tendrá mucho en que pensar y muy pronto, pues el ocho de septiembre, a mas tardar, estará desocupado y entonces a temblar que cambió el poder.

Que nadie se diga extrañado si en los próximos días, Jesús Mesta Fitzmaurice cambia de semblante, pues luego del mensaje que le envió Maru Campos el viernes, advirtiéndole que “reventó la liga” es para pensar en contratar abogados y si tiene dudas que recuerde el perfil de Carlos Navarrete, estrella en la mesa de transición y casualmente, solo casualmente, ex procurador general de Sonora y experto en temas de corrupción.

¿Qué sabrá el equipo de la gobernadora electa para poner especial atención y sacar la lupa en la recepción de la coordinación de gabinete? Basta con recordar que ese puesto no existía, que el gobernador lo creó para su amigo y que fue así como Javier Corral le entregó el gobierno a Gustavo Madero, dejándoles hacer lo que les vino en gana y usted los conoce, a Gustavo, Mesta y su pandilla les gustan los centavitos fáciles. Ahí, por decirlo así, Navarrete tiene un área importante de oportunidad.

El equipo de transición del gobierno entrante sabe que esa será una de las mesas más investigadas, donde pongan especial detenimiento. No la perdamos de vista, dará mucho de qué hablar durante los próximos meses, o hasta años, pues hay investigaciones que suelen ser tardadas. Javier Corral seguramente, también captó el mensaje y quizá no ande de muy buen humor, pese al cebollazo presidencial, ya que el equipo que encabezó Luis Serrato, el hombre de confianza de la gobernadora electa, tiene instrucciones de buscar hasta debajo de “las mesas”.

Ay nanita, bien decía el difunto Tarango, los carniceros de hoy serán las reses de mañana. Y mejor aquí le paramos, por que los demonios están soltándose, el tiempo de la expiación está cerca.

Rompeolas

Muy parco López Obrador en cuanto al problema que realmente tiene Chihuahua: las finanzas quebradas. Duarte las dejó prendidas con alfileres y una deuda ominosa, cierto, pero la negligencia de Corral y la incompetencia de Fuentes Vélez las hicieron colapsar irremediablemente. El presidente ofreció como único apoyo pagar la nómina –es sagrada, dice- y que no pidan más. Eso fue todo su compromiso con el gobierno de Chihuahua, ayudar a pagar la nómina, siendo que conoce el colapso financiero al detalle. Así se esperaba, no tiene ni tendrá voluntad política para ordenar a su secretario de Hacienda que vea la forma de solucionar la crisis.

…………………..

Si se confirman las versiones de que Juan Carlos Loera, derrotado candidato al gobierno estatal, regresa a la superdelegación, la lectura obvia es que el presidente López Obrador establece equilibrios de Poder en los activos de la mermada 4T chihuahuita. Por una parte Cruz Pérez Cuéllar, con la mejor alcaldía del estado, y por otra el amigo de Ariadna Montiel como representante del gobierno federal. La receta es segura para una confrontación sin cuartel, Cruz y Loera donde se ven se mientan la madre, literal, se harán la vida imposible uno al otro. La otra posición de importancia es el partido, veremos quien se queda con ella, pues hay otros jugadores relevantes en la mesa, como la paisana Bertha Luján.