*Corral no sirve a la 4T ni de matraquero

*Otro acto de sumisión, abrirán escuelas si o si

*Que les importa dejar el problema al “de atrás”

*Loera con ánimo revanchista. Terminará fundido

*Cuauhtémoc Estrada; pelele del pelele de la pelele

*Para todos los efectos Corral ya era de la 4T

Javier Corral sabe que al líder y gran Tlatoani del nuevo oficialismo populista no puede contradecírsele ni con el pensamiento, así que cuando dijo que los niños regresarían a la escuela “truene, llueva o relampaguee”, el sumiso gobernador acató la orden propuesto a ser de los primeros del país en darle gusto. Y ahí está, en Chihuahua los niños regresarán a clases si o si, justo cuando los especialistas advierten sobre los riesgos de otra oleada más peligrosa, la variante Delta.

Desde luego no podía esperarse otra cosa de un gobernador sin sentido de la responsabilidad al que los problemas presentes del estado lo tienen sin cuidado y mucho menos los que dejará en herencia a la sucesora. Su indolencia la describió con atisbos de clarividente un buen amigo: “Corral es de los que actúan y viven pensando en que después de mí el diluvio”.

Cuanta razón, puede caer Chihuahua entero y él en lo suyo, adulando al poderoso que le ofrece paso seguro hacia la impunidad. Sin embargo nunca está de más apuntar su enorme irresponsabilidad con Chihuahua, el desinterés absoluto en las tares de gobierno y los malos hígados de ser humano incapaz de ver más allá de su personalísimo interés.

¿Porqué digo lo anterior? Las clases están programadas para iniciar el 30 de agosto y una semana después, ocho de septiembre, Corral deja el cargo. Obviamente la decisión de abrir o no el ciclo escolar de manera presencial en la educación básica y media superior corresponde a la gobernadora electa, Maru Campos, será ella y su gabinete quienes enfrenten las consecuencias. ¿Pensó en eso Corral? Desde luego que no, nada le importa sino quedar bien con el Tlatoani.

Hasta antes de que López Obrador dijese que las clases presenciales van “truene, llueva o relampaguee”, Javier Corral y las autoridades de Salud habían mantenido la decisión de regresar a las aulas hasta el semáforo Verde. Declaraciones en ese sentido sobran. El cambio de parecer tiene motivaciones personales; congraciarse con el presidente.

No sabemos hasta donde se complique la crisis de salud. Pero si los escenarios complicados de los especialistas se cumplen, el nuevo gobierno entrará en emergencia sanitaria. Otra herencia perversa de Corral. Ojalá todo vaya bien, son muchos los problemas ya enlistados para agregar más.

Rompeolas

Juan Carlos Loera, representante de López Obrador en Chihuahua, viene con ánimo de revancha. Al informar que asumirá el cargo el 15 de Septiembre –la fecha en sí misma evoca campaña- detalló sus principales tareas, entre las que incluyó, sin ser parte de ningún programa, las promesas que hizo durante su campaña de gobernador –A ver como le regresa los favores a los cientos de empresarios que tiraron dinero apostando por él-. Es un gran provocador, pero a eso viene, a postular la narrativa polarizante del mesías y a construir una plataforma electoral para Claudia Sheinbaum, potencial juanita y candidata presidencial de la peor izquierda Latinoamericana, de la que Loera es entusiasta promotor.

……………………………

Cuauhtémoc Estrada acaba de ser nombrado coordinador de los diputados de Morena en el Congreso local. Felicidades. Que le aproveche, será difícil que consiga brillar siendo el pelele del pelele de la pelele. O sea, Estrada es pelele de Loera, Loera de cierta subsecretaria y la subsecretaria pelele del Tlatoani. Así gobiernan en la 4T, la regla, como está escrito, es que necesitan sólo diez por ciento de inteligencia y experiencia y noventa por ciento de lealtad y sumisión.

…………………………..

Mario Delgado, presidente del CEN de Morena, dio la bienvenida a Javier Corral, casi anunciándolo como nuevo fichaje de su partido. Únicamente oficializó lo que en Chihuahua hay certeza absoluta; para todos los efectos hace tiempo que Corral es parte de la 4T. La prostitución política del todavía gobernador es denigrante, del PAN coquetea con Movimiento Ciudadano y cuando le dijeron que debería formarse pues antes estaban Alfaro, García y varios más, se sube las enaguas y sale corriendo donde López Obrador. ¿Cuánto le gusta que permanezca con sus nuevos amigos? Le doy menos de dos años, lo desecharán cuando comprendan que, por su descrédito, en Chihuahua no les servirá ni de matraquero.