Medvedev gana el US Open y frustra marca perfecta de Djokovic

El ruso Daniil Medvedev le negó la posibilidad del Grand Slam a Novak Djokovic después de consagrarse campeón del Abierto de Estados Unidos. 

Flushing Meadows volvió a presenciar una jornada sorpresiva y cuando se esperaba un hito más del número uno del mundo, Medvedev tuvo una contundente victoria de 6-4, 6-4, 6-4.

Desde el parcial inicial Nole se mostró errático y perdió su servicio en el primer juego. Medvedev no tuvo problemas para confirmar su saque y ponerse en una buena posición para un tercer quiebre. Aunque no lo consiguió, mantuvo la ventaja a lo largo del set y sin problemas lo ganó 6-4. 

Los más de 20 mil aficionados en el Arthur Ashe esperaban una remontada y observaron en silencio la lucha desesperada de Novak, quien no logró alcanzar su nivel habitual.

El potente servicio de Medvedev, que superó en numerosas ocasiones los 200 km por hora, continuó orillando a Djokovic a cometer errores no forzados. El ruso de 25 años, demostró superioridad técnica y física, causando una frustración en el serbio, misma que descargó estampando su raqueta contra el suelo en repetidas ocasiones. 

Nole, que saltó como favorito al gran escenario del US Open, presentó mayor resistencia en el segundo parcial, no obstante Medvedev rompió en el quinto juego, confirmó su saque y ganó el set 6-4.  

En el tercer parcial Medvedev, dos del mundo, continuó atacando al serbio y desde el juego de apertura le arrebató el saque a Djokovic. Este último parecía desahuciado y en los primeros dos juegos ya había cometido 5 errores no forzados. Mientras tanto los saques as de Medvedev, que fueron 16 en el partido, continuaron. El ruso, mantuvo un gran porcentaje con el primer servicio y se fue dos quiebres arriba para una ventaja de 3-0. 

Al 5-2 sacó para el partido, tuvo dos puntos de campeonato pero los nervios de conseguir la histórica hazaña lo traicionaron y cometió dos dobles faltas consecutivas. Djokovic quebró y ganó su servicio para recortar distancia a 5-4. En el décimo juego, Medvedev finalmente consiguió la revancha del Abierto de Australia y derrotó a Djokovic para ganar su primer trofeo de Grand Slam. 

Y mientras Medvedev consiguió el sueño de ganar el Abierto de Estados Unidos, Djokovic vivió una frustración más. Primero fue el descalabro en los Juegos Olímpicos, en donde llegó como favorito y se despidió sin medalla; y ahora en Nueva York, donde buscaba ganar los cuatro majors en el mismo año calendario y sufrió una aparatosa derrota ante Medvedev.