*Elige Pérez Cuéllar camino del porro

*Le viene bien recordar a Teto y a Blanco

*Se la juega a todo o nada con Monreal

*Loera entregado a Claudia Sheinbaum

* ¿Está declarada la guerra por la plaza?

*En su tiempo no había equidad de género

Cruz Pérez Cuéllar, edil juarito por Morena, eligió el camino del porro como vía para transitar hacia la gubernatura. Todavía no se instala en la Presidencia Municipal y ya se comporta como candidato bravucón, es demencial. Uno pensaría que años moviéndose fuera de Juárez lo habían sensibilizado, pues no, al instalarse a su regreso dispara rupestremente contra la gobernadora, como intentando marcar distancia o delimitar territorio.

Por historia sabemos que camorra y descalificación son lo suyo, el viernes lo confirmó. Ni Cruz ni Cabada, edil saliente y diputado federal por el mismo partido, hicieron absolutamente nada para detener el coro de chairos que le enviaron a Maru Campos el día ocho en la X y luego el señor se hace ofendido por que la gobernadora cancela su presencia en la ceremonia donde protestaría como edil. Tira la piedra, esconde la mano y luego se victimiza. Mira que listo.

Pero no nada más se hace el ofendido, tiene la osadía de observar en público la ausencia y de responsabilizar a la gobernadora por las inclemencias de sol que soportaron los asistentes a la ceremonia, diciendo que ella puso la hora y por eso el candente sol. Después permite la majadería de dejar hablando solo al representante del gobierno. Cuando Ibáñez se levantó a dar su mensaje, el público ya había dado por terminado el evento.

No dejó ahí las cosas, en medios usualmente asiduos a su persona envía mensajitos hacia Chihuahua intentando dividir al equipo de Maru Campos, con misiles dirigidos contra Mario Vázquez, coordinador de los diputados panistas en el Congreso local, y contra Daniela Álvarez, diputada federal, recuperando viejas rencillas que acá nadie tiene presente ni les concede importancia. Daniela es diputada, está en su derecho de oficiar como opositora.

Es vieja y conocida la historia de que Mario Vázquez arrebató a Cruz el control del Directivo Estatal que durante años mantuvo secuestrado y en aquel episodio al que derrotó en la interna por la dirigencia del PAN fue nada menos que a Héctor Ortiz, hoy su secretario del ayuntamiento. A qué viene ese cuento ahora ¿Rencores largamente anidados como los de su compadre?. Es pregunta.

La conducta de provocadora y camorrista es su naturaleza, piensa que así construirá su candidatura al gobierno del estado. Puede ser, solo que le vendría bien recordar los casos del impresentable Teto Murguía y de Juan Blanco, dos alcaldes influyentes en su momento que pudieron trascender pero ambos se confrontaron con el gobernador en turno. Hoy sabemos como les fue.

Ahora, apostar todo a la suerte que corra Ricardo Monreal es una aventura de incierto destino. Para que Ricardo sea candidato a la Presidencia deben suceder una y mil alineaciones astrales. O si piensa que Juárez le alcanza por sí mismo, pues entonces queda claro que se mareó antes de subirse al ladrillo.

Prudencia, paciencia y tolerancia, empezar una administración que de suyo es compleja confrontado con el gobierno estatal en nada beneficia su proyecto político. La cuerda, invariablemente, rompe por lo más delgado.

Rompeolas

La sucesión adelantada en Morena definió también a los grupos en Chihuahua. Cruz apostando a todo o nada con Monreal, Loera entregando en cuerpo, alma y corazón a Claudia Sheinbaum. Con la particularidad que ese par no puede verse ni en pintura, menos ahora que Javier Corral, odiado compadre de Cruz, es asesor político de Loera. Con esos enemigos tiene de sobra ¿Para que buscarse más?.

…………………………. 

Nueve muertos en Cuauhtémoc, seis en Juárez, una balacera en Nuevo Casas Grandes donde un militar quedó tendido sin vida y asesinatos dispersos en casi todo del estado. Híjole, lo digo con tristeza, temo que la guerra entre grupos criminales ya llegó a Chihuahua y está por instalarse en nuestras calles. No quiero imaginar, esa historia la vivimos hace diez años y es terrorífica. Ojalá, siempre el esperanzador ojalá, esté equivocado y sean “hechos aislados”.

………………………..

Le están cargando, injustamente, la mano a Beto Pérez, alcalde de Cuauhtémoc, por su gabinete sin mujeres. Como siempre las empoderadas exigiendo a gritos equidad de género. No es para tanto; primero no está obligado por ley a contratar mujeres, y segundo, en tiempos de Beto el concepto de equidad tenía otro connotación, no existía eso de “género”. Beto debería mantenerse, los absurdos a los que ha llegado la sociedad en nombre de un malentendido feminismo son aberrantes.



Te puede interesar

Comentarios