*Unión Ganadera, la crisis que viene

*Álvaro y Lalo en rumbo de colisión

*M. Ebrard desinfla el Foro de Juárez

*Los tres de la Cruz, la esperanza sigue

*Regresa Fernando, “lucky”, Mendoza

La ganadería de Chihuahua, sector tan productivo y tradicional que hasta en el Corrido está, vive una crisis que podría reventar en marzo próximo, cuando celebren la Asamblea electiva del próximo Consejo Estatal. Es un gremio de hombres bragados que no retroceden a la primera, recuerdo las legendarias disputas entre Sigfredo Corral y Manuel Balderrama, en los tempranos noventas, cuando la UGRCh manejaba las envidiables “cuotas de exportación”. De sus conflictos internos se podrían contar mil historias.

Por su relevancia económica y el peso de la tradición, los gobernadores en turno suelen involucrarse directamente en la elección de presidentes, cada quien a su estilo. Se cuenta una leyenda de que Patricio Martínez “secuestro” –puesto entre comillas” a varios delegados, entre ellos a Fierro Archuleta, quien tiempo después contaría su caso, para evitar su asistencia a la Asamblea donde elegirían presidente a Manuel Payán. Como los operadores no convencieron al número mágico de delegados –creo que 26- los querubines de chito Solís entretuvieron a dos o tres delegados rebeldes en lo que pasaba la votación.

Sin tener más interés que la tranquilidad del sector, Reyes no puso mucha atención a las designaciones pero mantuvo en paz al gremio. Duarte también atravesó el poder del estado con todo su peso e impuso a su sobrino Lico Duarte. Hasta ahí todo bien, pongamos que transitaban en la ortodoxia ganadera. Pero con Javier Corral –siempre Javier- vino el desajuste que sembró la semilla del eventual conflicto; ofreció la presidencia a un ganadero de apellido minoico y, pensando que sus deseos eran órdenes, se olvidó de operar para cumplir el ofrecimiento. Por su inacción llegó Lalo Prieto, en acuerdo con Lico Duarte.

En la nueva realidad política existe una clara y evidente definición a favor de Álvaro Bustillos, uno de los ganaderos más prósperos de Chihuahua, de quien se dice que personalmente mueve el 20 por ciento de las exportaciones ganaderas estatales. Esta definición la conoce de primera mano Lalo Prieto, quien habría dicho no hay problema, señora, durante una entrevista con la gobernadora Campos, en sus oficinas de la Unión.

Por el motivo que usted quiera Lalo reculó y ahora envía señales de que está dispuesto a mantener la presidencia contra el poder del estado. Nadie le niega su legítimo derecho a reelegir, la ley lo permite. Tampoco puede negar el derecho político a la gobernadora de intervenir donde todos sus antecesores han intervenido. En éste cruce de intereses radica el punto del conflicto. Igual no pasa nada, faltan cuatro meses para la asamblea, tiempo para distender los factores de crisis.

Tampoco es que Lalo defienda caprichos, la Unión Ganadera es un instrumento de poder y negocio. Por las estaciones cuarentenarias de Palomas pasan anualmente 500 mil cabezas de ganado y cada una paga 3.5 dólares y consume alimentos que cuestan. Ahora mismo en cuentas de la Unión hay 100 millones de pesos y otros tantos en activos, según presume el propio Lalo. Es una organización de la mayor importancia, no pelean por cacahuates.

Una de las muchas deficiencias del Corral gobernador, es que jamás supervisaba sus instrucciones, menos operarlas personalmente, es sumamente disperso. Muy diferente a la gobernadora, mujer de vocación ejecutiva, carácter y tino para saber, cuando y como apretar. En menos de dos meses lo demostró en la Universidad y el Tribunal ¿Tendrá la voluntad de hacer notar su pesada mano en la Unión Ganadera? No se, pero si la tiene que los delegados más comprometidos con Lalo Prieto vayan buscando dobles, muy probablemente los puedan necesitar en marzo.

Rompeolas

Que al Foro de Juárez no vendrían ni Marcelo Ebrard, estrella del evento, ni Rafa Espino, senador y uno de sus hombres más cercanos. Algo les pareció extraño en la organización y, lagartones ambos, olfatearon un posible escenario adverso, así que decidieron pasar. Pudiesen estar en lo correcto, ahora mismo Juárez es territorio  en disputa; por un lado la chairiza que encabeza Juan Carlos Loera, apostada en el proyecto de Claudia Sheinbaum, en otro los morenos de ocasión dirigidos por Cruz Pérez Cuéllar, recargados con Ricardo Monreal. Sin la presencia del canciller el foro se desinfla.

…………………

Pareciese una contradicción, pero es bueno que hayan diferido de común cuerdo –Fiscalía y defensa- la audiencia donde el juez de control resolvería sobre la libertad preventiva de los tres jornaleros de la Cruz, mantenidos presos en la más infame de las injusticias. Es una buena señal porque, lo confirmó César Jáuregui, no encontraron los elementos jurídicos para liberarlos y no podían arriesgarse a que el juez los dejara más tiempo detenidos. La próxima audiencia será antes del 13 de diciembre. Ahora, si el gobierno del tlatoani sigue jugando con la libertad de inocentes, pues entonces si que se ya vaya a chihuahua a un baile.

…………………….

El Pleno del Supremo Tribunal de Justicia aprobó por unanimidad a Fernando Mendoza como su nuevo Secretario General, a propuesta de la presidenta Miriam Hernández. Más vale amigos que dinero, a Fernando se le acomodaron las cosas sin haberlas buscado. Unos son los que persiguen la liebre y otros los que cocinan el caldo. Felicidades y éxito en la nueva terea al buen Fer, “lucky”, Mendoza, será de apoyo para la Presidencia, es un profesional con oficio que ya desempeñó diligentemente el cargo.