*PRI de “alito” no encuentra su lugar

*Deambula entre la sociedad y el poder

*Demencial obsesión; otro golpe a la ciencia

*Prudente despolitizar procesos judiciales

*Denimtex, trabajadores esperan justicia

El PRI de Alejandro Moreno, alito, y de Rubén Moreira no encuentra su lugar. Confundido, deambula entre su compromiso con la sociedad, a través de la alianza opositora, y las complicidades con el poder, sirviendo de tapete a los intereses de López Obrador. Siguen así y terminarán siguiendo los instintos de su ADN, es un partido que nació del poder y para el poder.

Que ya no son neoliberales, dijo Rubén Moreira en la Asamblea Nacional del pasado fin de semana. Nunca lo han sido, como tampoco nunca fueron de izquierda, derecha o centro, son y han sido lo que dicta la política del momento. Van hacia donde los lleva el presidente en turno y en este caso no ha sido muy diferente.

En todo hay propósito, Moreira tiene la esperanza de que su esposa, la también Carolina Viggiano, sea gobernadora de Hidalgo y ambos saben que un acuerdo cupular con López Obrador podría entregárselas sin mayores resistencias.

¿Lanza Moreira el guiño con la esperanza de que limpien el camino a su esposa en Hidalgo? Muy probablemente, pues además sabe que aparte del guiño tiene un recurso político efectivo; los votos suficientes que anhela el Presidente para su contrarreforma energética. Todo mero cálculo político.

Alejandro Moreno igual, con su juego particular. Insinúa que puede ser candidato a la presidencia, sabiendo que sus posibilidades son equivalentes a cero, pero la desliza con el fin de inhibir a sus oponentes internos con un razonamiento simplón: Si puedo ser candidato a la presidencia, qué esperanza tienen de quitarme la dirigencia.

Éste partido necesita encontrar su identidad o resignarse a desaparecer lenta pero inexorablemente. Le queda poco para las definiciones, el tlatoani no los esperará toda la vida con los votos de la contrarreforma, único recurso valioso que tienen para vender.

Rompeolas

Invocando los habituales motivos de la austeridad, el presidente López Obrador prepara otro golpe contra la ciencia. Se le hicieron muy caros los Institutos de Ecología y Cambio Climático (INECC) y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA). ¿Cuál fue su respuesta? La de siempre, desaparecerlos sin aceptar la responsabilidad. Al INECC lo enviará a Semarnat y al IMTA a Conagua. Una simulación, pues las dos dependencias ahora mismo tienen dificultades presupuestales hasta para desempeñar sus actividades más elementales, cómo solventaría los nuevos compromisos. Es más, si usted pregunta en las oficinas de Conagua Chihuahua, los empleados le dirán que no hay ni para papel sanitario, literal. Empeño demencial en destruir las instituciones científicas y académicas, signo característico de todos –aquí la generalización es ley- dictadores ignorantes de la historia.

………………..

Entiendo las dificultades, son temas de alto impacto mediático sobre los cuales la prensa machaca, podríamos decir que a diario. Pero una comunicación inteligente sería despolitazar los procesos judiciales que involucran a funcionarios de los gobiernos anteriores, permitiendo que transcurran en los causes institucionales y al margen de discusiones mediáticas. Javier Corral hizo exactamente lo contrario, se convirtió en Ministerio Público y litigó en medios, haciendo monotemática su administración. Consecuencias, hoy muchos de los casos contra Duarte y sus asociados en la corrupción penden de un hilo, por abogados que encontraron su mejor defensa invocando violaciones al debido proceso. Desde luego que para los gobernadores ni perdón ni olvido, ese compromiso de la gobernadora Campos debe ser inalterado, personalmente he dicho hasta el cansancio que los dos hicieron mucho daño a Chihuahua, pero dejar que las instituciones obren sería lo más recomendable y cuando esto suceda Corral y sus asociados fatalmente deberán presentarse ante la justicia; como Duarte y los suyos lo han hecho y deben seguir haciéndolo.

…………………

Hoy se realizará la audiencia constitucional definitiva del añejo caso Denimentex, la quiebra de esta empresa que dejó desamparados a más de cien trabajadores, mismos que en más de 20 años no han encontrado justicia. El juez que lleva la quiebra y la Secretaría del Trabajo se han puesto de lado de los “machuchones”, abusando sistemáticamente contra los trabajadores, presionados por una poderosa institución bancaria. El caso es que han detenido durante todo estos tiempos el remate de bienes en perjuicio de los trabajadores, sabiendo que les asiste el derecho y la razón legal. Ojalá mañana resuelvan en definitiva, por que en una de esas dan más largas, pues saben que no pueden seguir retorciendo las leyes.

………………….

En cuanto disfrutan las mieles de la generosa nómina electoral, encuentran imposible vivir sin ellas. Ahora anda Misael Máynez, aquel que fuese diputado por el PES (Partido Encuentro Solidario)  con el brete de crear un partido con registro estatal, le llaman “Partido Demócrata Chihuahuense”. Comprenden de inmediato que vivir fuera de las prerrogativas del INE es un error y hacen hasta lo imposible por mantenerlas o de volver a ellas, cuando las pierden. Es la democracia bananera que tenemos, Misael es todo menos demócrata, ese concepto es ajeno a la relación entre hermanos.