Más enfermedades y muertes por cambio climático

México es uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático, donde los eventos extremos ocasionarán mayor migración, pobreza extrema, sequías que impactarán cultivos de trigo, maíz y arroz, elevación del nivel del mar, y graves problemas de salud pública que aumentarán las cifras de morbilidad y mortalidad.

De acuerdo a los datos globales y regionales del informe Cambio Climático 2022: Impactos Adaptación y Vulnerabilidad, presentado hace unos días en Berlín, el alza en la temperatura y la modificación en los patrones de lluvias en escenarios futuros, generarán un mayor riesgo de transmisión de enfermedades por vectores, agua contaminada o alimentos nocivos.

El reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés), pronostica que en América del Norte el riesgo de contraer dengue y su propagación se expandirá hacia el centro-norte de México, con aumentos de hasta 40% de incidencia para 2080.

Además establece que el calentamiento global afectó las reservas de agua dulce en la región y redujo el acceso al suministro de un recurso inocuo y de calidad apto para el consumo humano.

La reducción de la capa de nieve y la escorrentía impactan los ecosistemas acuáticos y la disponibilidad de agua dulce. Las sequías severas recientes, inundaciones y propagación atípica de algas y patógenos causan daños a grandes poblaciones y sectores económicos clave”, advirtió.

Aunado a lo anterior, señaló que, la explotación intensa de suministros de agua limitados, especialmente en el oeste de Estados Unidos y el norte de México y el deterioro de la infraestructura de gestión de agua dulce aumentan los riesgos de salud para la población.

El IPCC también alerta que la producción de alimentos en América del Norte se ve cada vez más afectada por los cambios en el clima, con impactos inmediatos en la seguridad alimentaria y nutricional principalmente de los pueblos indígenas.

El cambio climático redujo la productividad agrícola en 12.5% desde 1961, con pérdidas cada vez mayores que se desplazan hacia el sur desde Canadá a México”, indicó.

Resaltó que también hay una pérdida importante en la disponibilidad y acceso a fuentes marinas y terrestres de proteínas, así como la acuacultura.

En un escenario de altas temperaturas, existe un riesgo 11 veces mayor de Vibrio parahaemolyticus en ostras, es decir, de desarrollo de esta bacteria halófila capaz de ocasionar gastroenteritis.

Los alimentos contaminados con Vibrio parahaemolyticus pueden provocar en sus consumidores diarrea, dolor abdominal, vómitos, fiebre, dolor de cabeza y escalofríos.

Agrega que cambiar a una dieta más sostenible puede tener beneficios colaterales de adaptación y mitigación al mismo tiempo que mejorará la salud de la población.

Se prevé que la transición a dietas basadas más en plantas reduciría las muertes relacionadas con el clima en Canadá, Estados Unidos y México para 2050, al mismo tiempo que bajarían las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita, relacionadas con los alimentos”, explicó.

Por otra parte, detalla que el cambio climático genera condiciones más cálidas y secas que favorecen los incendios forestales, que aumentan la dificultad respiratoria por el humo.

SALUD MENTAL Y SUICIDIOS

El informe elaborado por 270 científicos de 67 países, sostiene que el aumento de la temperatura y los eventos extremos se relacionan con el incremento de problemas de salud mental.

Precisa que se encontró una asociación entre la exposición media al calor de 28 grados centígrados de 0 a 4 días con mayores ingresos a los hospitales, debido a trastornos del estado de ánimo y del comportamiento (incluyendo esquizofrenia y neurosis).

Destacó que un estudio encontró que el alza de un grado centígrado en la temperatura mensual promedio tiene relación con el incremento de 2.1% en las tasas de suicidio en México y aumento de 0.7 por ciento en Estados Unidos.

Los resultados de salud mental asociados con el calor incluyen el suicidio; ingresos en hospitales siquiátricos y visitas a la sala de emergencias para trastornos mentales, eventos de ansiedad, depresión y estrés agudo”, puntualizó.