*La campaña del odio calentó el congreso

*Diputados de Morena secos de argumentos

*La ceguera los lleva al cinismo superlativo

*Corral se esconde tras las faldas de Cinthia

*Clara Torres ¿Recibida como hija pródiga?

En un cinismo superlativo, sólo explicable en la mezquindad abyecta de quienes se asumen moralmente superiores y toman por pendejos a los ciudadanos, el pichú de la Rosa acusó a la oposición de generar una campaña de odio contra López Obrador. Al  gran calumniador, al facineroso de la mentira, al generador perpetuo de la confrontación entre mexicanos, sus devotos lo tienen por víctima. La insolencia ofende. Va bien que lo defiendan, que hagan sonaja de sus injurias, son del mismo partido, pero es un exceso retorcer la narrativa del presidente intentando hacerlo pasar por víctima de sus propios abusos.

Para justificar la campaña de la traición contra los diputados que plantaron cara a López Obrador echando por tierra la iniciativa de Reforma Eléctrica, además de tal descaro anterior, regresan a los tiempos de Maximiliano de Habsburgo haciendo a los presentes responsables de aquellos mexicanos que trajeron al austriaco, en  busca de una solución de gobierno, en las primeras horas del México independiente. Hasta allá llegan con los argumentos por que carecen de razones actuales para justificar el linchamiento público ordenado desde Palacio Nacional.

Son más creativos los devotos de la dádiva que, cuando se les agotan los estribillos aprendidos en las mañaneras, en las disputas de vecindad concluyen con el ordinario “si, pero el PRIAN robó más”. Por lo menos aceptan que los actuales también roban y dejan la discusión en el presente. ¿Traidores a la Patria los 223 diputados que votaron contra la Reforma Eléctrica? No, esa campaña es más que todo el reconocimiento explícito de la impotencia de una derrota estruendosa que dejó exhibido a López Obrador como un presidente “mortal”, que también pierde. No aceptó esa derrota, hubiese aceptado la Revocación, jamás.

A que grado de ceguera han llegado para asirse a recursos parlamentarios disparatados como ese del odio y de Maximiliano. Tómense un poco de tiempo mirándose al espejo y cuando estén ahí pregúntense con sinceridad ¿En realidad creo lo que digo con tanto aplomo en la principal Tribuna del estado o lo hago sólo por sumisión al Tlatoani?. Abusados, hay vida después de López Obrador y si nos atenemos a las urnas, deberían preocuparse por el futuro inmediato, en las elecciones del año pasado la oposición obtuvo más votos que Morena y sus partidos comparsas. Ya no se diga en la farsa revocatoria del diez de abril.

Es una pena ver a los diputados de Morena, algunos que uno tenía por políticos maduros e inteligentes, degradarse en la Tribuna parlamentaria como si el país fuese a terminar en el 2024 o tuviesen la plena certeza de que gobernarán un reino de mil años. No les pide uno que sean estadistas, tampoco que pongan en el centro de sus prioridades los asuntos de interés comunitario, defiendan su visión de país, pero tengan la inteligencia de hacerlo con mínimo decoro. ¿En serio piensan que los electores no se percatan del mal gobierno y los abusos del poder? Aténganse, eso mismo pensaron los priistas de la corrupción peñista y de tener el poder se fueron hasta el tercer lugar de una elección a otra.

Rompeolas

Destemplada por la demanda que presentó Gabriel Sepúlveda contra Javier Corral y Luz Estela Castro, recordando un abuso de poder ampliamente documentado, la esposa del exgobernador, Cinthia Chavira, subió un tweet en sus redes diciendo que esa demanda es para defender a César Duarte. Mientras el gobernador trota y consume su tiempo en restaurantes de postín y campos de golf, su esposa tiene que sacar la cara por él. Esa demanda les dolió por que saben que cometieron el abuso y, de exigir justicia, Javier está en peligro de ir a prisión o salir corriendo del país, como su odiado enemigo César Duarte. En lo que terminó un gobernador cuya administración llevaba por lema “Honestidad Valiente”, escondido tras las faldas de su mujer.

……………………

Aparte de dar la cara ante los juarenses en momentos de duelo, por el asesinato del comandante y su esposa, una de las mejores acciones que hizo la gobernadora Campos en Ciudad Juárez fue anunciar un programa estatal para subsanar el vacío que dejó el Gobierno Federal, cuando López Obrador decidió eliminar las estancias infantiles. La gobernadora anunció la creación del Instituto Chihuahuenses para el Desarrollo Infantil que estará a cargo de Clara Torres. Los vacíos se ocupan y el de las Instancias Infantiles es uno enorme -cientos de miles de madres de familia se vieron perjudicadas- que dejó el Presidente con tal de concentrar todos los apoyos sociales en su persona. Oportuna la gobernadora con el instituto y el nombramiento, Clara es una mujer que sabe trabajar, nada más que no le den mucho vuelo, se crece y luego empieza a creérsela.