*“Fusilar de manera pacífica”, infamia de Mier

*Pone una diana sobre espalda de diputados

*2024; Morena construye narrativa del odio

*Maru Campos entre los mejores evaluados

*Muy bien placeado el edil Marco Bonilla

*Legítimo movimiento en torno a Debanih

*Imperativo detener a tránsitos violadores

*López Obrador, pavor a Donald Trump

Una infamia la de Ignacio Mier, priista hasta hace sólo cuatro años y hoy coordinador de los diputados de Morena, al invitar a que la gente “fusile pacíficamente” a los diputados de oposición que rechazaron la Iniciativa de Reforma Eléctrica. Con ese lenguaje de violencia coloca una diana sobre pecho y espalda de los legisladores. Y lo sabe.

López Obrador, por que es el presidente quien ordenó la campaña contra los “traidores”, está yendo demasiado lejos en su afán de construir una narrativa cuyo propósito final es confrontar a los mexicanos pensando en rendimientos electorales hacia el 2024. Necesita la confrontación social para que su campaña de odio tenga éxito en las urnas.

Ya no es la mafia del poder por que ahora la mafia son ellos; ya no son el frijol con gorgojo por que ahora son ellos los que reparten despensas rancias; ya no es la minoría rapaz por que ahora son ellos quienes comen y cenan en Palacio con los rapaces. La línea discursiva es hoy de patriotas contra traidores, honestos contra rateros, malvados contra bondadosos, pueblo bueno contra elites extranjerizantes. Avieso.

Cuando supo que no conseguiría los votos suficientes, nada le hubiese costado retirar o posponer la Iniciativa con el pretexto de mejorarla. Pero no, necesitaba llegar hasta el final para justificar la campaña contra los “diputados traidores”, puesta en marcha con la mayor ferocidad.

Y tratando de agradarlo, congraciarse con el “líder amadísimo”, el coro de súbditos rastreros se desviven creando las más denigrantes injurias, compitiendo entre ellos para ver quien tuvo “la mejor ocurrencia”, cual fue más ofensiva o denigrante y después se las celebran unos a otros para multiplicar sus efectos infames.

En ese contexto es la declaración de Mier, quiere destacarse buscando aprobación del dispensador de gracias públicas, así tengan que incluir lenguaje que invita a la violencia física. Sabe que ponen en peligro la vida de los legisladores, nunca faltan los locos de espíritu patriótico exaltado, pero no se detiene.

Y aparte de infame, cínico. Desdobla reiteradamente –como todos en su clan- la narrativa del odio, diciendo que Morena es un partido pacífico, que jamás lastimaría a nadie. Tan se percata de la violencia y peligrosidad de sus discurso que siente la obligación de justificarla puntualizando el pacifismo de su partido. Hay que joderse.

Otra vez lo digo, cínicos e infames son. No merece el país representantes populares así; políticos arrastrados frente al Tlatoani e injuriosos con los adversarios. Sin embargo es lo que hay, hacia ellos nos llevó el hartazgo de la corrupción peñista. 

Pero la sociedad mexicana está rectificando, lo vimos en las elecciones del año pasado y en la farsa revocatoria, el 2024 tendremos oportunidad de concluir la obra.

Rompeolas

La gobernadora Campos tiene motivos para estar satisfecha en éstos días, tras la gira de Ciudad Juárez, donde tuvo una frenética agenda de seguridad, social y política, recibió la noticia de que está entre los diez gobernadores mejor evaluados del país y de los mejores emanados del PAN. En que poco tiempo se ha hecho notar la gobernadora a nivel nacional, donde empieza a moverse con una soltura como si allá se hubiese formada y de hecho así es, en los tiempos de Calderón convivió con algunos de los mayores tiburones de la política nacional. Desde luego esas experiencias y el estandarte de gobernadora por derecho propio, le abren muchas puertas de la siempre compleja política nacional.

………………..

Muy placeado y bien el edil Marco Bonilla. Además tiene razones para presumir fuera de la capital, pues la nota del INEGI, donde reconoce que la ciudad dio un salto cuántico en percepción de inseguridad, pasó de las 40 a las mejores 15 en percepción es para platicarla con entusiasmo dentro y fuera de Chihuahua.. Ahí está Marco, dando de qué hablar con asuntos que ponderan positivamente su trabajo. Pero como siempre digo en estos casos; la carrera es de distancia no de velocidad, mantener el paso y si es posible apretarlo le rendirá necesariamente dividendos políticos.

……………..

Uno de los movimientos feministas más legítimos es el que surge en torno a la desdichada Debanih, jovencita de sólo 18 años que murió en las circunstancias más crueles que uno puede imaginar. El domingo hubo marchas en diez ciudades importantes del país, desde luego en Nuevo León la más nutrida, exigiendo justicia para la jovencita y respeto a la mujer. Es difícil entender lo que cargan las mujeres con el acoso, la violencia verbal y física, las violaciones, el manoseo por el sólo hecho de haber nacido mujeres. Ojalá sigan levantando la voz, no necesitan cargos públicos para empoderarse, unidas y denunciando valientemente los atropellos serán más fuertes. Y sí, contrasto los legítimos movimientos feministas con la agenda de género que sólo busca espacios públicos. Mi solidaridad con esas mujeres que salen a las calles a visibilizar la violencia contra ellas. Las felicito y estimulo a que sigan adelante, su tenacidad les ganará el respeto social.

…………………

Importantísimo y urgente que la Fiscalía resuelva el caso de los agentes viales acusados de violación. Estamos frente a un abuso mayor de personas en las que cualquier hombre o mujer debería confiar, portan uniforme y placa oficial. Despedirlos, como anuncio el Jefe de Policía Lozoya, es insuficiente, ahí hay delitos que perseguir y si los encuentran culpables que reciban el mayor castigo para que sirva de ejemplo contra potenciales depravados.

…………………..

No es miedo, es pavor el que tiene López Obrador a Donald Trump, otro narcisista de la política. Con el tema de los soldados en la frontera sur, lo exhibió como un presidente débil, sin carácter, avenido a sus exigencias y nuestro valiente presidente se abstuvo de responder. Apenas atinó a decir “así es él”. Mejor salió a defenderlo Marcelo Ebrard. A Trump no lo toca ni con el pétalo de un adjetivo.