Vinculan el adenovirus 41 con hepatitis aguda

0
1

El brote de hepatitis aguda inexplicable en niños, que ha dejado hasta ahora 190 casos en 12 países, principalmen­te europeos, podría estar re­lacionado con adenovirus 41, advirtieron autoridades inter­nacionales de salud.

La Organización Mun­dial de la Salud (OMS) aler­tó del alza de casos de hepatitis infantiles de origen desconocido.

Los casos de adenovirus fueron detectados en al menos 74 niños, de los cuales 18 pre­sentaron adenovirus tipo 41.

El adenovirus de tipo 41 suele presentarse con diarrea, vómitos y fiebre, a menudo acompañados de síntomas respiratorios.

De acuerdo con la direc­tora del Centro Europeo de Control y Prevención de En­fermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), Andrea Am­mon, se ha descartado que la hepatitis estuviera relaciona­da con la vacuna de covid-19 o con posibles viajes.

Sobre el adenovirus, Am­mon recordó que “ha habido poca exposición en los últi­mos años por el confinamien­to, la poca interacción social…” producto de las medidas para atajar la pandemia de co­vid-19, lo que ha podido dejar a muchos niños vulnerables ante este virus.

Podría ser un factor, pero no puedo confirmarlo ni ne­garlo porque está aún bajo in­vestigación”, indicó.

Dijo que los síntomas de los niños afectados, como piel y ojos amarillos, vómitos o síntomas gastrointestina­les, “son compatibles con el adenovirus”.

Pero algunos de estos niños han tenido síntomas más graves y han necesi­tado de un trasplante por fallo del hígado”, ha precisado, algo poco común con este tipo de virus.

En cualquier caso, y pese a que el adenovirus es el principal sospecho­so, Ammon apuntó que la “causa exacta sigue siendo desconocida”.

Están excluidos los vi­rus habituales de la hepatitis. Las autoridades de salud pú­blica de los países están in­vestigando posibles agentes infecciosos. Continuaremos monitoreando el brote para ver qué hay detrás”, explicó.

La Sociedad de Gastroen­terología, Hepatología y Nu­trición Pediátrica, la Sociedad Españo­la de Infectolo­gía Pediátrica y la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, junto con la Asociación Es­pañola de Pe­diatría, pidieron cautela ante la alerta sanitaria sobre el incremento de casos de hepatitis infantil aguda.

El brote se notificó por pri­mera vez este mes en Reino Unido —que ha registrado 114 casos, la mayoría en niños menores de 10 años—.

Según la OMS, 17 niños han necesitado trasplantes de hí­gado como consecuencia de los últimos casos, y uno ha muerto.

Ayer, Alemania confirmó la detección de un caso de hepatitis aguda de origen des­conocido en niños.

Ante la alerta, el Institu­to Robert Koch solicita a los médicos que aumenten la atención y la notificación de los casos sospechosos. “Estos virus que aparecen con fre­cuencia son la causa más pro­bable”, añadió.