Periodista recibe cinco años de cárcel por promover el movimiento #MeToo en China

0
3

Una periodista china, que trató de impulsar el movimiento #MeToo en el país, fue condenada el viernes a cinco años de cárcel por «incitación a la subversión del poder del Estado», anunció el colectivo que la apoya.

La reportera Sophia Huang Xueqin fue procesada en Cantón (al sur del país) al mismo tiempo que el activista sindical Wang Jianbing, condenado a tres años y seis meses de cárcel por el mismo cargo, según el grupo. Ella había descrito en redes sociales su experiencia de acoso sexual cuando aún era una joven periodista en una agencia de prensa china, después de que surgiera el movimiento #MeToo.

Ambos están detenidos desde 2021. La periodista anunció su intención de apelar la decisión, mientras que Wang Jianbing aún no se ha pronunciado, precisó el colectivo en X. La organización Amnistía Internacional denunció estas «condenas malintencionadas y totalmente infundadas» y exigió la liberación inmediata de los dos activistas.

«Estas condenas prolongarán su detención profundamente injusta y tendrán un efecto disuasorio adicional sobre los derechos humanos y la defensa social, en un país donde los militantes se enfrentan a una represión cada vez mayor por parte del Estado», afirmó Sarah Brooks, directora para China de la oenegé, citada en un comunicado.

Durante la audiencia en septiembre de 2023, el fiscal había acusado a Sophia Huang Xueqin de haber «seguido y organizado una formación» y a Wang Jianbing de haber «publicado o reeditado declaraciones falsas» con el objetivo de socavar la autoridad del Estado, según el grupo de apoyo.

En los últimos años, las autoridades chinas han reprimido cada vez más los movimientos de la sociedad civil y a los defensores de derechos. También se les acusaba de haber «organizado reuniones periódicas en Cantón» con el mismo fin, según la misma fuente.

La periodista china fue acusada de «publicar en redes sociales artículos y discursos tergiversados y provocadores que atacan al gobierno nacional» y de «reunir a organizadores en el extranjero para participar en formaciones en línea sobre acciones no violentas», según las capturas de pantalla.

La fiscalía acusó a Wang Jianbing de haber publicado «artículos y discursos erróneos que atacan al sistema político y al gobierno chinos» y de haberse unido a «grupos subversivos online en el extranjero», entre ellos uno que conmemoraba la mortal represión de las protestas de la plaza de Tiananmen en 1989, según el escrito de acusación.