*Alto costo de la irresponsabilidad

*Consecuencias del “maratón de obras”

*Compean, el hoyo que dejó en Delicias

*Cinismo y felonía, amenaza de Aras

*Marcelo en Juárez; acelera campaña

*Fuerzas Armadas toman partido

La irresponsabilidad administrativa del hombre “de los dos hígados” –uno le resulta insuficiente para albergar tantos odios y rencores mal curados- sigue entregando perlitas y ya vamos por el tercer mes de la nueva administración. Seguro seguirán saliendo más.

Carlos Aguilar García, secretario de Comunicaciones y Obras Públicas del estado, reveló ayer que el fallido programa al que lustrosamente llamaron “maratón de obras”, con el que Javier Corral cerró su administración, dejó deudas por más de dos mil 300 millones de pesos.

Hablamos de una cantidad que hace la mitad del presupuesto anual para una ciudad como Juárez, la más poblada de la entidad, sólo para satisfacer el ego del gobernador, pues no hay constancia de que las obras anunciadas hayan sido ejecutadas. Todo se concretó a manejo mediático.

Así no hay presupuesto ni administración que aguante, el resultado es que ahora la gobernadora Campos y su discreto secretario de Hacienda, Pepe Granillo, están obligados a solicitar otro préstamo a corto plazo por 2,400 millones de pesos, sólo para salir del apuro, pues no son para pagar el último despilfarro de Corral, los usarán en nómina y aguinaldos. Ni para esas necesidades más elementales dejaron en caja.

La gobernadora informó ayer que el viernes serán presentados al Congreso la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, ejercicio en el que realizarán un esfuerzo por reducir en mil millones el déficit heredado, de modo que puedan avanzar con cantidades similares durante toda la administración, intentando sanear las finanzas hasta donde sea posible.

Gran creatividad y disciplina necesitarán la gobernadora y su gabinete económico, enderezar las retorcidas y caóticas finanzas estatales es un desafío mayor, fueron once años de sinrazones que las dejaron temblando. Pero ellos sabían a lo que iban, ahora tienen la responsabilidad de sacarlas adelante sin quejarse. Es lo que les tocó y, como dice el ranchero, a lo hecho pecho.

Rompeolas

Esto de la mala administración se comportó como epidemia en autoridades del pasado reciente, era muy contagioso. En Delicias, municipio sin problemas financieros usualmente bien administrado, Eliseo Compean dejó un tiradero proporcionalmente igual al de Corral en el estado. Allá hablan de cien millones de pesos en diversas deudas, proveedores entre ellos, de los cuales 60 habrían reconocido en la entrega recepción. Para que hayan reconocido 60 es que la deuda real pueden ser el doble, pero Compean se pasea como si nada, soñando con ser senador, Ajá. Ahora la obligación de levantar la basura es de Jesús Valenciano, con la premura de hacerlo a la de ya pues también tiene problemas de nómina. No le extrañe que se vea obligado a pedir su propio crédito, dejar sin chivo y aguinaldo a los empleados es impensable.

…………………

Cínico desafío a las autoridades estatal y municipal el envalentonamiento de los estafadores de Aras, al amenazar con demandar al edil Marco Bonilla por atreverse a desacreditar su estafa. Seguro el alcalde está temblando de miedo, arrepentido por el ofrecimiento de asesorar legalmente a las víctimas. Aras está desacreditada desde el momento mismo en que tronó su pirámide y la única forma de recuperar credibilidad es cumpliendo con los inversionistas, miles y miles que creyeron en ellos. Es lo que deberían hacer, pagar y guardar silencio, pues además esos desplantes obligaron una justificada reacción de la gobernadora Campos, quien salió muy bien al quite para respaldar al edil, ante lo que es un inminente problema social que se avecina. Informó que acelerará la defensa de los defraudados y que la Fiscalía está interviniendo directamente en el caso. Ojalá actúen con la mayor celeridad y que lo hagan por la vía penal, en otros estados los jueces han encontrado argumentos suficientes para encarcelar a estos timadores, recordemos al llamado “hombre del millón”, que cayó en octubre del 2018 en Puebla, por orden de un juez penal radicado en Querétaro.

……………..

Con la precampaña presidencial desbordándose, el viernes estará Marcelo Ebrard en Juárez. Oficialmente  viene al Foro de Políticas Públicas por la Transformación, pero en realidad su propósito es agitar la sonaja en una de las mejores plazas del norte para Morena. Marcelo es el favorito de la izquierda fifí, en franca competencia con la izquierda chaira, que apoya en manada a Claudia Sheinbaum. Tendrá buen recibimiento, pues aparte de que Rafa Espino trabaja activamente en ese proyecto, existe acuerdo político con Ricardo Monreal, a quien se rinde Cruz Pérez Cuéllar. Los únicos incómodos con la visita son Ariadna Montiel, la coordinadora del delegado, Juan Carlos Loera, ellos son avanzada de Sheinbaum en Chihuahua. Esta lucha será a matar o morir, veo a Marcelo compitiendo fuera de Morena y si me apuran hasta encabezando la gran coalición anti 4T. Demos espacio al tiempo.

……………………

Usualmente disciplinados e institucionales, los mandos de las fuerzas armadas suelen permanecer distantes de la política. Sin embargo en ésta delirante polarización social que alienta el Presidente han hecho una excepción, sentando un pésimo precedente; el de tomar partido político. Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa, aprovechó los micrófonos del 20 de Noviembre, aniversario de la Revolución, para decir que “como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha” explicando que “las fuerzas armadas y la Guardia Nacional vemos en la transformación que actualmente vive el país el mismo propósito de las primeras tres transformaciones; el bien de la patria”. ¿Ignora el secretario que la mayoría de los mexicanos votó contra el proyecto al que hoy pide adherirnos? El partido oficial y sus satélites perdieron la pasada elección, dejando en claro que la mayoría rechazan la transformación propuesta por López Obrador. Los militares no deben intervenir en política, es demasiado peligroso para el país.