*Granillo hizo cuadrar el círculo

*¿Qué hacer con 80 mil millones?

*Ahora el reto se llama disciplina

*Notable eficiencia de la ASE

*Corral, un político agazapado

El Secretario de Hacienda, Pepe Granillo, en coordinación con San Ernesto de los cordero y los asesores del gabinete económico estatal, hicieron lo impensable; presentar un presupuesto balanceado para el próximo ejercicio fiscal, tras recibir una administración de finanzas colapsadas.

No me pregunte cómo encontraron la cuadratura del círculo, el caso es que lo hicieron, reencausando las finanzas estatales por el camino de la eficiencia administrativa, luego de seis años de borrachera duartista y cinco de negligencia e irresponsabilidad de Corral. Están terminando once años de una larga y oscura noche que devastó al gobierno estatal.

Usted dirá que es su trabajo y con razón, para eso les pagan, pero con la inestabilidad financiera heredada y un creciente déficit que viene arrastrándose en los últimos cinco años, que la gente de Maru Campos haya dado pie con bola para balancearlo sin más deuda de largo plazo, es casi una proeza.

Desde luego que la deuda sigue ahí, no es magia, Corral la dejó en casi 60 mil millones de pesos. Sin embargo es relevante destacar que han puesto alto al perverso círculo de “pido por que debo mucho y debo mucho por que pido”. Ahora ajustaron las finanzas con un manejable “corto” apenas superior a los dos mil millones de pesos, la mitad de lo que requirieron en estos tres meses sólo para cerrar el año.

Viene también una bursatilización que merece trato aparte, pero en términos generales se trata de 19 mil 600 millones de pesos, de los cuales 16 mil 600 serían a manera de prepago, obviamente con intereses más cómodos, y los tres mil restantes para un poco de ingreso fresco.

En total hablamos de ochenta mil millones de pesos, cuya prioridad de inversión es Salud, Seguridad y obra pública. Si pensamos únicamente en Salud, nos referimos a un servicio que dejaron en absoluta decadencia, desatendido como nunca en la historia, donde el techo vencido del histórico Hospital Central quedó para vergüenza eterna de la pasada administración. Ese techo simboliza la indolencia en su máxima expresión.

Dato relevante, también, apretar a los organismos autónomos, muchos de los cuales manejaban sus finanzas en absoluta opacidad y a criterio del presidente o los consejos directivos. En esta parte los administradores deben ser muy eficientes, centralizar el gasto implica una logística impecable para evitar subejercicios.

Definido el documento, la obligación es superar el reto de la eficiencia en el gasto, pues ahora se presenta otra amenaza que antes no tenían; vienen tiempos de inflación. Probablemente cerraremos en ocho por ciento, la mayor en décadas, y ya sabe usted, este funesto fenómeno pega tanto en las finanzas de gobiernos y grandes corporaciones, como en el bolsillo de los más necesitados.

¿Y ahora, que hacer con 80 mil millones de pesos? Pues nada, a empezar la reconstrucción del andamiaje financiero, siendo disciplinados y selectivos en el gasto irán dando resultados. Éxito, Chihuahua necesita una buena administración.

Rompeolas

La gobernadora Campos prometió que tan sólo en este primer año habrá más obra pública que en los cinco anteriores. Esa declaración es engañosa, pues en los cinco años anteriores hubo cero obra pública, con un peso que invierta habrá cumplido el objetivo. Jajajaja, es que Javier Corral no hizo nada, en tiempos anteriores ya sabe cómo lo hubiesen motejado.

………………………

En 20 años la Auditoria Superior de la Federación (ASF) ha presentado más de mil denuncias, derivadas de las revisiones de cuentas públicas. De esas mil denuncias presentadas únicamente 14, sí ¡sólo 14! han terminado en sentencias favorables, es decir menos de una por año. Esa es la eficiencia de la ASF. Y pues bueno, aunque las comparaciones suelen ser odiosas, la Auditoria Superior del Estado (ASE) en sólo tres años ha obtenido seis sentencias condenatorias con menos denuncias, dos por año, casi la mitad de las que ha obtenido la ASF en toda su existencia. Cuando se quiere trabajar se trabaja, palomita para Héctor Acosta, ahora que está por cumplir tres años como auditor general. 

…………………..

Javier Corral es un exgobernador agazapado, temeroso de que su actuar incomode al a López Obrador, de quien espera con ansias el llamado para ser incorporado a la nómina federal. Más que dinero, necesita protección, fuera del gobierno es muy vulnerable y lo sabe. Por ese temor decidió esconderse el fin de semana pasado cuando anunciaban el Frente Cívico Nacional, sonaja elegida por varios de sus contertulios en la política nacional –Acosta Naranjo, Álvarez Icaza, Cecilia Soto, Basave, Belaunzarán y desde luego Madero- para insertarse en las campañas del 2024. Abandonó a sus amigos por la promesa de un hueso, en eso vino a terminar quien se asumió como el más digno entre todos los chihuahuenses.