‘Nadie en el mundo del espectáculo se parecía a mí’: Yalitza Aparicio

CIUDAD DE MÉXICO.-

Yo no conocía muchas cosas del cine. Consideraba que no me pertenecía a mí, que era un mundo de sueños al que no podía aspirar porque ninguna mujer que yo veía en la pantalla se parecía a mí”, dijo Yalitza Aparicio en el evento Mujeres Lenovo, campaña en la que participó.

Desde el pasado Festival de Cine de Venecia el nombre de la oaxaqueña comenzó a tomar relevancia. La prensa extranjera quedaba fascinada ante una joven de mirada franca y fácil sonrisa que no temía responder cualquier cuestión. Poco a poco esa chica de 25 años se convirtió en el estandarte de la película Roma, que dirigió Alfonso Cuarón, y su trabajo fue tal que está nominada al Oscar en el rubro de Mejor Actriz.

La educadora de profesión, probó de la noche a la mañana las mieles de Hollywood y al mismo tiempo se enfrentó a miles de personas que criticaban a esa mujer que rasgos indígenas que no cuenta con una formación actoral.

Ahora que empiezo a investigar y a conocer un poco de lo que sucede, sé que hay muchos actores increíbles que, sin haber estudiado actuación, han llegado a ser grandes. Reconozco que es muy difícil ser un actor. Interpretar un papel es admirable en todas estas personas y qué bueno que ellos estudiaron esta carrera porque, a pesar de que ya lo hice, sigo con temor de representar papeles y hacer todo lo que ellos hacen”, expresó Aparicio.

Tras su nominación al Oscar, que se sumó a otras nueve candidaturas de Roma, en las redes sociales comenzaron a circular distintos memes relacionados con su triunfo. Han existido comentarios y críticas sobre su inexperiencia.

En uno de estos memes se ve la imagen de las actrices Karla Souza, Ana de la Reguera y Kate del Castillo con la leyenda “Triunfaremos en Hollywood” junto a la imagen de Yalitza con la palabra “Ooooooilas”.

¿Qué opino respecto a eso? La verdad no me agrada y tampoco que me pregunten sobre eso. Considero que ellas son mujeres admirables que han llegado ahí, que han estudiado y que siguen luchando por representarnos. Se siguen manteniendo porque esto no es nada fácil, como en cualquier otra profesión. He recibido mensajes de ellas y les agradezco que me apoyen”, comentó.

La tarde de ayer la actriz Yalitza Aparicio estuvo en la Ciudad de México como parte de la campaña Mujeres Lenovo, impulsada por la marca de computadoras, que busca mostrar la fortaleza de las mujeres en distintas áreas de la sociedad.

La presencia de Yalitza provocó la asistencia de una gran cantidad de medios de comunicación, quienes, con la intención de fotografiarla y obtener algunas declaraciones, se arremolinaron ante ella. Esto provocó que la pequeña área dispuesta para su encuentro con la prensa en un restaurante de Polanco resultara insuficiente. Los organizadores del evento pedían que no se le aventaran porque a Yalitza le daba miedo ver a tanto medio de comunicación ansioso por entrevistarla. Elementos de seguridad del lugar decidieron alejarla para tratar de protegerla, ante la molestia de los presentes.

Después de unos minutos y de que volvió a reinar la calma, Yalitza regresó para aparecer ante los periodistas y decir a modo de disculpa “es que me dan miedo las fotos”.

Ataviada con un vestido negro con estampado de flores en tono pastel y con zapatos de tacón hizo una solicitud a los presentes: “sólo les pido que guarden silencio porque luego ni siquiera sé qué me preguntan”.

Durante los diez minutos que duró una especie de conferencia improvisada, la actriz originaria de Tlaxiaco, Oaxaca, habló sobre su nominación al Oscar, y aseguró que se sentía muy feliz de estar nominada.

No pensé que fuera a estar nominada en esta gran categoría de actrices. Pues lo que pase después, genial, pero mientras como mexicanos tenemos diez nominaciones y aquí estamos”, comentó provocando el aplauso de quienes se encontraban en el lugar.

Asimismo, habló de que todas las personas, pero sobre todo las mujeres, no deben de tener miedo de sentirse fuertes y empoderadas, que todos los sueños se pueden hacer realidad y que todo debe tener trabajo de por medio, haciendo referencia a la campaña Mujeres Lenovo, en la que participa.

De igual manera, la actriz comentó que deja de lado los comentarios negativos sobre ella en las redes sociales.

Si yo los volteo a ver es darles importancia y no vale la pena”, dijo.

Se tomó el tiempo para agradecer a la gente que tenga detalles con ella, como el que le hayan hecho una piñata o le hayan pintado un mural en la Ciudad de México.

En cuanto al Oscar, comentó que está realizando todos los trámites necesarios (visa) para poder llevarse a su mamá a la ceremonia del próximo 24 de febrero y agradeció que en su pueblo las niñas y niños se estén interesando en la actuación.

Al cuestionarla sobre el video que el domingo subió con el actor Diego Boneta, la actriz dijo con una gran sonrisa “ya se enterarán”.

Tras el encuentro, la joven oaxaqueña de despidió e ingresó al restaurante junto con el equipo de seguridad que la acompañó durante el evento.