Ambientalista asegura que el problema en la JMAS es la incapacidad al interior de la dependencia

agua

Chihuahua, Chih.- Hay incapacidad al interior de la Junta Municipal de Agua para resolver el problema del suministro de agua potable y el manejo que se hace de la “pseudo escasez” del líquido es artificioso para hacerla exigible en términos de un costo más elevado”, señaló el ambientalista Arturo Limón.

Afirmó que en Chihuahua sí hay agua, lo que no hay es la capacidad para atender las obligaciones que la JMAS tiene con la ciudadanía.

Tenemos agua en el subsuelo y en las presas, el problema no hay eficiencia a la hora de administrarla. A la JMAS llegan los amigos de los gobernantes en turno o personas con quienes se tienen compromisos políticos pero que carece del entrenamiento y preparación necesarios para la tarea y no podemos, en un área como esta darle el ejercicio de la función a personas improvisadas y mucho menos que traen la espada desenvainada para cortar a la gente sin tomar en cuenta sus capacidades técnicas”.

Abundó en que las juntas deben ser operadas por personas calificadas, eficientes y entrenadas no por aquellos que creen que saben mucho y no es así.

Hemos visto personal calificado, entrenado, incluso buceando en las fugas, intuyendo cuál puede ser el problema y sacando con más lógica y deducción la solución al mismo, mientras que otros están allí pasmados, creyendo que saben mucho pero dañan incluso a las personas en su estado anímico y moral al quitarle el trabajo a quien tiene muchos años para poner a sus amigos”.

Dijo que este es un señalamiento necesario “porque el agua es un recurso necesario, estamos viviendo momentos críticos y a eso tenemos que hacerle frente con capacidad e inteligencia porque en estos días los incidentes con el calor pueden darse de manera fuerte”.

En cuanto a los particulares que comercializan el agua, el entrevistado señaló que “hay una tónica que se sigue en todos los gobiernos, se privilegian contratos sobre servicio cuando debiera ser alrevés, privilegiar el servicio, darle bienestar a la gente”.

Hizo hincapié en que se requiere hacer una mesa técnica de emergencia para atender el tema.

Hay que dar instrucción a la gente de cómo manejar el recurso, dosificar el consumo y emplear el agua de la mejor manera. Por qué no buscar formas para acumular el agua cuando hay, cosecharla, retenerla. La vemos pasar como tragedia en 3 meses y la añoramos los 9 restantes. No hay un instituto del agua o de técnicos especializados, lo que hemos visto es la avidez por hacer del agua un producto comercializable”.