Clippers se estrellan por tercera vez contra Joe Johnson

El ambicioso proyecto de los está a solo una derrota de otra eliminación prematura. Utah se impuso en su quinto partido de la serie de primera ronda por 92-96, adelantándose 3-2 en el marcador global y con la posibilidad de lograr la victoria decisiva en casa. Pese al esfuerzo de la vieja guardia del equipo angelino, el recuperado lideró una victoria resuelta una vez más gracias a un convertido en el nuevo héroe de los .

El equipo entrenado por Quin Snyder volvió a estar cerca de su mejor momento de salud. Rudy Gobert pudo jugar casi 36 minutos tras su aparatosa lesión del primer partido, terminando con 11 puntos, 11 rebotes y 5 robos. Pero, aún más importante, Gordon Hayward fue el de siempre. Tras superar una nada agradable intoxicación alimentaria, el alero regresó a su mejor versión anotadora. En un partido torpe en ataque, sus 27 puntos tuvieron valor extra en Utah.

Para contrarrestar, y con Blake Griffin mirándolo desde el banquillo con ropa de calle, los Clippers recurrían a sus clásicos. (28 puntos y 9 asistencias) tuvo momentos de juego sublime, J.J. Redick (26 puntos) ayudó con su agresividad en ataque y DeAndre Jordan (14 puntos y 12 rebotes), pese a la resistencia de Gobert, tuvo apariciones importantes. Aparte de eso, los Clippers fueron un equipo plano, castigado por el desacierto de sus secundarios.