Cavaliers – Raptors, Le Bron se siente tan bien que quiere tomar cerveza durante el juego

LeBron James se tentó con tomar un sorbo de cerveza al anotar 35 puntos, Kyrie Irving añadió 24 y los Cavaliers de Cleveland mantuvieron su forma arrolladora tras una larga pausa al doblegar 116-105 a los Raptors de Toronto en el arranque de su semifinal de la Conferencia del Este.

Los Cavs no jugaban desde el 23 de abril, cuando completaron la barrida en una serie contra Indiana. Pero los campeones vigentes de la NBA no evidenciaron nada de estar adormilados por el prolongado descanso y se presentaron bien aceitados para enfrentar a unos Raptors con ánimo de venganza tras caer ante Cleveland en la final de conferencia el año pasado.

“Como equipo creo que tuvimos una buena energía, e incluso algunos de los errores que cometimos, pudimos encubrirlos porque nuestro nivel era alto”, dijo James. “Estaremos mucho mejor el miércoles”.
Kyle Lowry anotó 20 puntos y DeMar DeRozan aportó 19 para los Raptors, que se acercaron a siete unidades en el tercer cuarto antes que James embocara un triple, convirtiera una jugada de tres puntos, encestó otro disparo de tres y ponderó con beber una cerveza. Para entonces, LeBron y los Cavaliers ya tenían derribado a los Raptors.

Con las adquisiciones de Serge Ibaka y P.J. Tucker, el equipo de Toronto parecía estar mejor preparado para vencer a Cleveland que el que perdió en seis partidos en los playoffs del año pasado.

El problema es que James está mejor. Después de casi promediar un triple doble frente a Pacers, él recordó a los Raptors que para seguir hacia adelante habría que vencerlos.
Antes del partido, el dirigente de Toronto Dwane Casey habló sobre los grandes regresos que ha habido en estos playoffs, incluidos los de ambas escuadras ante Indiana y Milwaukee. C