*El atorón de Maru sonó fuerte

*Háblenle bonito al rey

*El monopolio de las groserías

*Bonilla hace campaña con obra

*Indigna subordinación de Cruz

*La migración ilegal en aumento

0
3

La comunidad devota descargó su furia contra la gobernadora Campos, por los adjetivos “vulgares y despectivos” contra el presidente. Encuentran inadmisible que una gobernadora diga que López Obrador es omiso, se hace pendejo, en cuanto a los compromisos federales en la entidad. Con que poco se ruborizan.

Hipocresía y cinismo potenciado, la mañanera es un compendio de insultos, mentiras y ofensas contra opositores, intelectuales, científicos, periodistas no alienados, ministros, jueces y magistrados. El presidente insulta y miente como respira pero que no se le ocurra a nadie decir que se hace pendejo porque lo califican de grosero y vulgar.

Según el credo cuatroté, todos a portarse bien, el tlatoani tiene el monopolio de los insultos y las groserías. Hasta el derecho de usar sus palabras quieren quitarle a los opositores y al ciudadano que piensa diferente a él. Quienes se conducen inapropiadamente, según sus valores conceptuales, serán ignorados por el presidente e insultados por sus devotos.

Así lo resolvió en la mañanera de hoy, justifica la omisión, el hacerse pendejo, en la fácil de que no responde a las exigencias de la gobernadora porque “las groserías son lenguaje de otros”. ¿Y la desatención en que tiene a Chihuahua, esa no importa?. Si le hablaron en ese tono es por la desesperación causada por su negligencia, su conducta indiferente pretendiendo que los problemas se resuelvan solos.

Con esa actitud el presidente da la razón a la gobernadora, ignora los problemas que son de su competencia fingiendo demencia, volteando hacia otro lado. Otra mentira, no responde cuando le hablan con groserías ni cuando le hablan en términos comedidos, de hecho no responde a nada por la única razón de que, fuera de sus megalómanos proyectos, nada le importa.

El país secuestrado por el crimen, 50 millones de mexicanos sin acceso a la salud pública, la infraestructura nacional desmantelándose por falta de mantenimiento pero el señor presidente, muy digno, desatiende sus deberes y se molesta cuando se los recuerdan “con groserías”. Háblenle bonito al rey.

No les pide uno congruencia, es un concepto que les resulta ajeno, pero mínimo que se atengan a una favorita de Artemio Iglesias: a puñaladas iguales llorar es cobardía. Vengan y resuelvan los problemas de Chihuahua, que, por otra parte, no son exclusivos de la entidad, son los mismos que complican la vida ordinaria de muchos mexicanos.

Pero fuera de Dos Bocas, el Tren Maya y los programas del asistencialismo electoral, ningún tema es relevante para el presidente, no se digna distraerse con tonterías de carreteras devastadas, secuestros, asesinatos, feminicidios, huachicol, falta de medicinas. Esos eran problemas del neoliberalismo que, a su voluntad, desaparecieron en cuanto ganó la presidencia del país. Quien los invoque es por joder, en la era del autoritarismo populista sólo están en mentes conservadores.

Les sienta mal el papel de víctimas bien portados, su historia los traiciona. Escalaron hasta la cima del poder con las peores prácticas del corporativismo, la corrupción del cash y el chantaje, habitualmente apalancados en insultos y falsedades, ¿de donde ahora tan finitos?.

Acepten al menos la grotesca realidad que todos los días les grita, estridente, que el país marcha mal. Es la realidad de un país en completo abandono mientras el señor presidente tira ingentes cantidades de dinero en obras de dudosa utilidad y se ocupa de solapar el saqueo que su familia y los nuevos ricos hacen del herario. Fuerte el atorón de Maru, llegó a la mañanera y a los medios nacionales.

Rompeolas

Marco Bonilla está demostrando que la mejor forma de hacer campaña son los buenos gobiernos, y mejor cuando van acompañados de obra de alta utilidad pública social. A veces las comparaciones son inevitables, sirven a propósitos didácticos: Cruz Pérez Cuéllar busca la reelección batido en corrupción y mostrando su peor perfil de súbdito fiel al autoritarismo, Marco Bonilla haciendo obra en beneficio de Chihuahua. El distribuidor vial en Fuentes Mares y Nueva España era una obra muy esperada por los habitantes del sur, ayer lo inauguró el edil en compañía de la gobernadora Campos. No sólo eso, el trabajo de recarpeteo es diario en las principales avenidas de la ciudad y muy pronto inaugurará también la segunda etapa del Polideportivo Luis H. Álvarez. Es como deben hacer campaña los alcaldes, usando los impuestos en beneficio del pueblo, en vez de tirarlos a manos llenas intentando comprar conciencias politiqueras como el edil fronterizo. Pero lo más importante, a muchos les pasó inadvertido, es la fresca y renovada relación del edil chihuahuita con la gobernadora, demostrando que son el mismo equipo. Marco Bonilla no sólo tiene garantizada la reelección, está construyendo con inteligencia y oficio un sólido proyecto de futuro.

…………….

Si el edil Pérez Cuéllar tuviese un mínimo de verguenza y compromiso con los juarenses, evitaría declaraciones como la que hizo a propósito del “no se haga pendejo” con que Maru conminó a López Obrador a cumplir con sus deberes en la entidad. “Me parece muy lamentable (la declaración de Maru) por varias razones; primero no se merece el Gobierno federal ni el presidente de México ni ninguna persona, ese trato y estamos claros que está haciendo un esfuerzo para combatir la inseguridad”, dijo el edil. Volvemos a lo mismo, López Obrador puede insultar a medio mundo, pero que a él lo traten muy bien ¿Así es?. Lo más cínico de Cruz es cuando dice “estamos claros que está haciendo un esfuerzo por combatir la inseguridad”. ¡Lo dice el presidente municipal de una de las ciudades más violentas del país¡. ¿es en serio?, que se lo diga a los juarenses, quienes vive secuestrados por el crimen. Entiendo que Cruz quiera congraciarse con el tlatoani buscando la reelección, pero arrastrarse así es de otro nivel. Que hace por la seguridad, pues si, abrazando a delincuentes y castigando inocentes.

………………

Que la migración ilegal está controlada, dice el INM. Pues nada más ellos lo saben, porque la gente sigue viendo muy seguido contingentes de indocumentados que se cuentan en decenas, llegando a Ciudad Juárez. Quieren tapar el sol con un dedo. Así son, resuelven los problemas negándolos.