0
344

Faltando dos días para la campaña, la Fiscalía Anticorrupción hizo presencia en Juárez, ocupando la residencia donde habita el edil juarito, Cruz Pérez Cuéllar. Trágame tierra, pensaba que iba sin oposición en la campaña y de pronto se da cuenta que la enorme estela de corrupción en su entorno es ahora un freno para sus aspiraciones y un lastre para los candidatos de Morena, especialmente a los que personalmente pastorea.

El tema de la casa ubicada en el Campestre cuyo propietario es uno de sus antiguos colaboradores y que, supuestamente, él sólo ocupa en calidad de inquilino, ha sido un escándalo mayor hasta para la permisiva sociedad juarense. Pero nunca imaginó que Abelardo Valenzuela pusiese el pesado pie de la Fiscalía Anticorrupción en ella.

Pues sucedió y ni hablar, ahora Cruz explicará que no es de su propiedad, que es más decente que la madre Teresa de Calcuta y que, como Sheinbaum, únicamente cometió el pecado de rentarla, con el añadido estándar de los corruptos del régimen populista; es una persecución política en su contra por las campañas electorales.

El problema es que la corrupción en la alcaldía ha estado tan extendida que medio Juárez tiene por cierto que esa casa le pertenece y que rentarla es una vil farsa, una engañifa intentando cubrir dinero mal habido que, junto a su hermano Alejandro, habría amasado valiéndose de su cargo ¿será? Es secreto a voces más extendido en Juárez.

Quería pasar por el gran patrocinador de las campañas de Morena, con Quezada en el octavo, Rubio en el quinto, la hija de Otto en Parral y otros candidatos presumiblemente financiados con el dinero de la corrupción, pero la realidad lo alcanzó y ni hablar, a lo hecho pecho. A ver cómo sale de ésta.

 

Rompeolas

 

Javier Corral está siendo víctima de sus vilezas y el karma de César Duarte. Justo cuando piensa que puede ser el gran fiscal anticorrupción de la Sheinbaum (primero que gane), víctimas de su gobierno empiezan a cobrársela una tras otra, a su modo. Primero los coscorrones de Kike Valles y Fernando Reyes en esta capital, después las interpelaciones de Cristopher James Barousse en Ciudad de México. Su calvario apenas inicia, ya se vio de fiscal pero va en camino a convertirse en apestado de Morena, en lugar de sumar lastra y la candidata se ha percatado del error que cometió al invitarlo.

 

……………….

 

El país con más de 180 mil asesinados por el crimen organizado y la proyección de llegar a 200 mil antes de que concluya el sexenio, lo insólito de que un reten de sicarios detengan a la candidata del régimen y le formulen peticiones mientras ella, pasiva, espera que les abran paso, más de cincuenta mil desaparecidos, feminicidios, extorsiones, derechos de piso, secuestro y con el mayor cinismo un diputado de Morena exige a la gobernadora Campos respuesta contra el crimen. Es una desverguenza, ellos, su partido y el presidente deberían pedir perdón a la población o de plano guardar silencio. Maru tiene razón, pidan cuentas al Gobierno Federal, el 95 por ciento de los asesinatos en la entidad están relacionados con el crimen organizado. Su doble moral insulta.

 

…………………

 

Un robo masivo consumaron los diputados de Morena y sus cómplices, al votar las “Pensiones de Bienestar”, un atraco contra 18 millones de adultos de 70 años o más, cuyas afores están inactivas. A los defensores del pueblo no se les ocurrió que esos adultos son dueños del dinero y pueden disponer de él como les plazca, tampoco pensaron que tratándose de fallecidos hay viudas, hijos, nietos que por derecho les corresponde. No, todo el asunto era entregar los recursos a la discrecionalidad del tlatoani, para que disponga de ellos a su antojo, con el pretexto de que engordará otras pensiones. En el mejor de los casos roban a unos viejos para darle a otros, pero la experiencia nos dice que ese dinero quedará en los nuevos corruptos del régimen, usted ya sabe quienes.

 

………………

 

Algo deben estar haciendo bien la gobernadora Campos y su gabinete, para que Massive Caller la haya puesto entre los tres gobernadores mejor calificados del país, con un 67 por ciento de aprobación. Está sólo por abajo de otro panista, Mauricio Villa de Yucatán, y del priista Manolo Jiménez de Coahuila. Un dato interesante es que los chihuahuenses observan a la entidad como una de los cinco donde se percibe menos inseguridad. Esta información es novedosa, siendo Chihuahua un estado fronterizo y parte del Triangulo Dorado, usualmente la percepción ciudadana de violencia es mayor. Son cifras para presumir, desde luego, Corral siempre estuvo en los últimos lugares y Duarte jamás pasó de media tabla, sin embargo la carrera es larga y todavía no transcurre el primer tercio, necesitan mantener el paso, los chihuahuitas son exigentes con sus gobiernos.