Aurora Station, hotel de mil estrellas, en el espacio

auro

Se imagina hospedarse en un hotel espacial y desde allá tener la oportunidad de admirar hasta 16 amaneceres con sus atardeceres en un sólo día, flotar en gravedad cero o cultivar alimentos para regresar con ellos a la Tierra?

Pues esto ya no quedará sólo en su imaginación. Si tiene en su cuenta bancaria 9.5 millones de dólares, en  cuatro años podrá ocupar el primer hotel espacial.

Excélsior contactó a Frank Bunger, CEO y fundador de la compañía aeroespacial Orion Span, con sede en Texas y California, quien dio detalles del proyecto.

Aurora Station estará en órbita para finales del 2021, el primer hotel espacial de lujo, que tendrá suites privadas para dos personas y la mayor cantidad de ventanas posibles para observar en todo su esplendor nuestro planeta, aunque será un año después cuando recibirá a huéspedes.

El costo del viaje incluye entrenamiento, despegue y una estancia por 12 días… a unos 322 kilómetros de la superficie de la Tierra.

Para esta aventura, la firma deberá construir y mantener una cápsula espacial que será lanzada por cohetes privados de SpaceX o Blue Origin.

La Estación Espacial para hospedaje se construirá en Houston y tendrá 13.2 metros de largo y 4.29 metros de diámetro. Además, no requeriría ensamblaje o inflado al entrar en gravedad cero, y estará en servicio inmediatamente.

Este hotel espacial orbitará la Tierra cada 90 minutos, lo que significa que los huéspedes verán alrededor de 16 amaneceres y atardeceres cada 24 horas.

“¿Crees que estabas destinado a una vida menos que ordinaria? únete a nosotros a bordo de Aurora Station para una aventura de 12 días que cambiará tu vida. Experimenta la emoción de la gravedad cero, mira las auroras boreales, cultiva alimentos en el o sumérgete en nuestro holodeck, la única experiencia de astronauta auténtica del mundo”, describen en su sitio web.

El portal de la compañía también explica que los experimentos realizados a bordo de la estación proporcionarían conocimiento que contribuirá directamente al destino de la humanidad en relación con las estrellas.

“Por ejemplo, el arte de las colonias espaciales autosuficientes que cultivan alimentos se replicará a lo largo y ancho de las futuras colonias de la Luna y Marte, y más allá”.

El Aurora Station,  nombrada así en honor al fenómeno de luz que ilumina los cielos polares de la Tierra, tiene sus primeras reservaciones: 16 personas ya levantaron la mano para irse al espacio, por lo que los primeros cuatro meses de viaje están agotados, ya que en cada misión se podrán alojar hasta seis huéspedes, incluyendo a dos miembros de la tripulación.

Los aspirantes a astronautas pertenecen a Estados Unidos, Europa y Oriente Medio, explicó Bunger a este diario.

El CEO de Orion Span destacó que los viajeros espaciales podrán participar en experimentos de investigación como el cultivo de alimentos mientras están en órbita, además, observarán un gran número de amaneceres y atardeceres alrededor del planeta azul en un día, pues la estación espacial realizará órbitas completas a la Tierra cada 90 minutos.

Los invitados tendrán acceso a videochats en vivo con sus seres queridos a través del acceso inalámbrico a internet de alta velocidad y al regresar a la Tierra, tendrán una especial bienvenida.

Bunger dejó claro que el precio del viaje es “accesible” en comparación con las tarifas de otros viajes (Richard Garriott de Cayeux, desarrollador de videojuegos y empresario pagó 30 millones de dólares por 12 días de vacaciones).

El depósito, totalmente reembolsable en caso de cambiar de opinión, es de 80 mil dólares y habrá precios especiales en apoyo a Instituciones de Investigación, indicó Bunger en otro momento.

“Los futuros huéspedes deberán someterse a un examen médico, que será evaluado por la compañía antes de emprender el viaje”, aseveró.

La preparación de los visitantes para permanecer en él como turistas incluirá un programa de capacitación “simplificado”, el cual se deberá tomar durante tres meses.

Sobre posibles efectos secundarios, Bunger indicó que es muy probable que no haya efecto alguno debido a que el viaje es lo suficientemente corto para evitar efectos a largo plazo derivados de su estancia en gravedad cero.

De inicio, la compañía estima lanzamientos mensuales para completar 48 visitantes por año, pero tienen presupuestado que la cifra aumente considerablemente.

“Debido a su increíble versatilidad se contemplan usos múltiples para Aurora Station, no sólo como hotel sino como apoyo en la investigación de gravedad cero y en la fabricación en el ”, precisó el CEO.

Si el hotel es un éxito, como ellos anticipan, enviarán una flota con módulos idénticos para construir una estación espacial privada, para agregar capacidad a medida que aumente la demanda. Incluso, en el futuro creen que habrá dueños de partes de la estación, que visitarán, vivirán y alquilarán para los veranos.

“A medida que agreguemos capacidad a Aurora Station, también venderemos el adicional como los primeros condominios del mundo. Esta es una oportunidad de frontera emocionante y Orion Span se enorgullece de allanar el camino”, concluyó Bunger.