Buenos tiempos para el cinismo

Para cínicos y bribones no hay tiempos malos, su capacidad de adaptarse en cualquier coyuntura social y tomar ventaja, es sólo comparable al despliegue de los pulpos que cambian color, forma y textura de su piel asimilándose al entorno que los circunda.

Cuando éstos sinvergüenzas encuentran ambiente favorable, prosperan como los hongos en humedad serrana y, convencidos de que mentir es prerrogativa  de gente superior, engañar de inteligente y timar privilegio de unos cuantos, ejercen con aires de absolutos su oficio de malas artes. Riendo a carcajadas nos toman por sus idiotas.

Los actuales son unos de esos tiempos en que los cínicos emergen de cualquier lugar y en insospechadas formas. En Tequisquiapan, Querétaro, un alcalde a mediados del séptimo piso contrae matrimonio con la joven viuda de su hijo. No podía dejar indefensa a su querida nuera; arrímate pacá, mijita. Habían pasado sólo unos meses de la infortunada muerte del muchacho y, solidario con la familia ante todo, su acomedido padre ya la consolaba.

Desatado el bozal impuesto por la mafia del poder, sin propósito o idea de morder la mano de quien lo desató, ejerzo mi nueva libertad y sigo escribiendo. Para no ir hasta el centro del país recupero una de Javier Corral, el gobernador que tiene por corruptos y duartistas a quienes osan criticar sus largas tardes y extendidas mañanas en los campos de golf. No saben, insensatos detractores, que así aclara su mente y puede resolver mejor los problemas de Chihuahua. En vez de criticarlo deberíamos aplaudir el esfuerzo que hace para concentrarse mientras camina tras una polititica cacariza. Pocos aguantan el ritmo. Propongo que se tome la semana completa, miércoles, sábados y domingos han sido insuficientes para despejar su mente, pues los problemas crecen en lugar de ir disminuyendo. Necesita mayor espacio para que su mente brillante medite sin interrupciones, así gobernaría mejor.

Y en la inercia del cinismo adosado a la sinrazón, René Frías aprovecha su momento de fama para decretar que la Revolución Mexicana no empezó donde empezó, Cuchillo Parado. Arriba de un ladrillo y preguntando porque la gente se mira tan pequeña, resuelve hacer dos ceremonias para darle a gusto a todos ¡Y sus compañeros aplauden!. Es el presidente del H. Congreso del Estado. Por favor. ¿Cínico, ignorante o mal arraigado de su tierra? En qué categoría pondría usted a René Frías.

Confundidos entre los cínicos llegan los falsos mesías, redentores de ocurrencia que van tras una sociedad utópica en lugar de ponerse a gobernar. Sólo la semana pasada, desde Sonora, nuestro “líder amadísimo”, “protector de los menesterosos” y “padre iluminado de la Nueva Patria”, evangeliza a sus catecúmenos haciéndose pasar por asociado de “Jesús Cristo”, al que romanos y fariseos calumniaban por decir verdad y proteger a los pobres. Así lo atacan a él los nuevos enemigos de la fe, conservadores y fifís añorantes de la corrupción, periodistas desbozalados que se resisten a sus prédicas. Pero está dispuesto al sacrificio y lo asumiría con la entereza y mansedumbre del “Cordero”.

Oremos por que recupere la cordura, lo hemos perdido, más que cínico lo tengo en el cajón de los iluminados, hombres sinceramente convencidos de que su propósito es superior; redimir al pueblo de sus opresores y castigar a los impíos opresores. Su prédica va del padre bondadoso que resuelve los problemas mundanos con amor y abrazos a líder espiritual dispuesto a poner la otra mejilla para que los violentos regresen al camino del bien. Se conduce con la estatura y calidad moral de los tocados por el Espíritu Santo que siempre dice verdad, pues en su nombre hablan. Nunca engaña, así ofrezca siete explicaciones contradictorias entre si: “estuve de acuerdo con liberar a Ovidio”, “no me enteré del operativo”; “contra la violencia veremos resultados en seis meses”, “en un año más bajarán los índices delictivos”. En cualquier caso la contradicción es un síntoma de mentira o perversidad, en el caso de López Obrador no, si tropieza es por que la tierra se movió bajo sus pies, jamás por distraído.

Si las palabras convencen el ejemplo arrastra, en Baja California otro cínico de nuestros tiempos protestó por cinco años el cargo de gobernador, siendo que la gente lo votó para dos y, testigo de honor, la secretaria del “líder amadísimo”, Olga Sánchez Cordero, aplaude la protesta haciéndose cómplice del pisoteo a la voluntad de la gente, por que dos años le parecieron pocos al muy bribón ¿Cuántos necesita para recuperar la inversión?

Bertha Luján, de sus discípulas más fieles hasta que no le convino, amenaza con investigar a los ministros del Tribunal Electoral por revocar un proceso electivo en Morena. ¿Qué facultades tiene Bertha para ordenar investigaciones? Las únicas que le dan sentirse nueva empoderada de la política y pensar que las instituciones del Estado están a su servicio.En éste día de muertos dan ganas de mandarlos al panteón, sepultarlos sin epitafio, como fantasmas anónimos, y dejarles por lápida una losa de plomo fundido con las balas de los sicarios renuentes a cambiar balazos por abrazos.