Científicos de todo el mundo lanzan S.O.S por ballenas, delfines y marsopas

CIUDAD DE MÉXICO

En una carta abierta sin precedentes, 271 expertos en cetáceos de todo el mundo expresaron su gran preocupación por el riesgo de extinción de muchas especies y poblaciones de ballenas, delfines y marsopas debido a la actividad humana y la falta de voluntad política.

«Somos especialistas en cetáceos y creemos que este problema ha llegado a un punto crítico. La falta de acciones concretas que aborden las amenazas que afectan a los cetáceos en mares, ríos y estuarios, – cada vez más transitados, contaminados, sobreexplotados y dominados por los seres humanos -, significa que muchos, uno tras otro, probablemente serán declarados extintos en poco tiempo». alertaron.

Los reconocidos científicos advirtieron que sólo quedan algunos cientos de individuos adultos de ballena franca del Atlántico Norte y, a menos que se tomen medidas pronto, sin duda se perderá la especie.

De manera similar, la vaquita marina del Golfo de California, en México, está «En Peligro Crítico y se encuentra al borde de la extinción con un tamaño poblacional estimado que puede ser de tan sólo 10 individuos.

«Ahora es casi inevitable que estas dos especies sigan al delfín de Río Chino o Baiji en el camino hacia la extinción del Baiji fue clasificado como ‘Posiblemente Extinto’ por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en 2017 y, lamentablemente, quedan pocas esperanzas para esta especie.

Apuntaron que, en los tres casos, se tenía suficiente información sobre la situación de cada especie para evitar estas dramáticas disminuciones, pero faltó la voluntad política para actuar y subrayaron que el panorama desolador para estas tres especies muestra cuán frecuentemente se hace tan poco y demasiado tarde.

Subrayaron que las poblaciones de cetáceos se ven afectadas negativamente por muchos factores que interactúan entre sí, como la contaminación química y acústica, la pérdida de hábitat y de presas, el cambio climático y las colisiones con embarcaciones, aunque para muchas de estas poblaciones, la principal amenaza es la captura incidental en las actividades pesqueras.

«Además, hay 32 subespecies y distintas poblaciones de cetáceos que se encuentran en peligro o en peligro crítico. Con las investigaciones en curso estamos dándonos cuenta que existen otras poblaciones de cetáceos que son pequeñas y que requieren acciones de conservación», manifestaron.

El grupo de científicos, entre los que se encuentran Lorenzo Rojas-Bracho (México); Scott Baker (Estados Unidos), Randall Reeves (Canadá), Antonio Fernández (España), Mark Peter Simmonds (Reino Unido) y Giuseppe Notarbartolo di Sciara (Italia), hicieron un llamado a la acción global, para que la ciudadanía haga llegar a sus gobiernos esta grave preocupación sobre los cetáceos, con el fin de que destinen los recursos necesarios para su monitoreo y protección, así como para implementar una pesca sustentable.

«Destacamos que la conservación de los cetáceos, como la mayoría de los temas vinculados con el medio marino, puede ser una preocupación lejana para muchas personas. Sin embargo, como ha demostrado la pandemia mundial de Covid-19, la conexión con la naturaleza es un componente clave para nuestro propio bienestar.

Las ballenas, los delfines y las marsopas se ven y se disfrutan en todo el mundo, y se valoran como especies sensibles, inteligentes, sociales e inspiradoras; no debemos negar a las generaciones futuras la oportunidad de apreciarlos.

También son centinelas de la salud de los mares, océanos y, en algunos casos, de los principales ríos y estuarios; y, poseen un papel clave en mantener la productividad de los ecosistemas acuáticos, fundamentales para nuestra supervivencia y la de ellos», remataron.