*Al servicio de los usureros

* Chihuahua, la justicia soy yo

* Impulso alocado de Cristina

froylan-columnista

 

Los especuladores y usureros de la tierra, cuyos apellidos usted conoce muy bien, están desesperados por que cayeron sus ventas y la competencia les llegó de manera inesperada.

Acostumbrados a poner precio sin competencia, cual si fuesen sindicato de la mafia, utilizan al siempre dispuesto Pony Lara, presidente dela Junta Municipal de Agua, para complicar el desarrollo de Altozano, comentan al interior de la institución.

Andrés Elías, representante de la Iniciativa Privada en el Consejo de la Junta de Aguas, habría convencido al buen Pony para que promoviese la clausura del desarrollo Altozano, alegando que no hay factibilidad, es decir disposición de agua, comentaron en el gremio.

Todo se debe, aseguran, a que una vez comercializada la nuez habrá circulante en la entidad y los usureros quieren recuperar las ventas caídas golpeando a la competencia. De ahí los esfuerzos para reventar el multimillonario proyecto que les incomoda.

¿Tanto así? Es lo que dicen las fuentes yupis, que se frotan las manos al ver la confrontación que viene por el dominio de la tierra en Chihuahua, pues Altozano incomodó a las tres familias que durante décadas han puesto precio a la tierra en Chihuahua, sin mayor interés que sus bolsillos.

Ojalá César Jáuregui e Ismael Rodríguez, únicos funcionarios de alto rango en el gobierno estatal con sentido común, intervengan para frenar el atropello. Y no se trata de hacer apología de nadie, el comentario va contra los terratenientes que monopolizan el desarrollo de la ciudad.

Hoy estará Javier Corral en su zona de confort. Amigos, intelectuales, políticos y politólogos con quienes se identifica de tiempo atrás vienen a justificar su lucha contra la corrupción, tema central del gobierno. Loas, alabanzas y elogios entre todos.

Sin embargo ahí está Jaime García Chávez, tesonero activista, llevando la voz discordante para decirles a los ínclitos visitantes que en Chihuahua el concepto de justicia es hacerla en los bueyes del compadre.

Las teorizaciones de nada sirven mientras prevalezcan ejemplos concretos de funcionarios estatales protegidos del gobernador, con evidentes indicios de incurrir en actos de corrupción ¿De acuerdo, Pinedo? ¿Lo vería así, Gustavo? ¿Dónde andas Miguel?.

Es admirable el trabajo de Jaime García Chávez, el hombre presenta un frente consistente en cualquier condición. Recuerde que fue factor determinante durante la precampaña de Corral, al que hoy incomoda y señala por incumplir sus promesas, especialmente con el tema de la justicia selectiva. El gobernador decide quienes con corruptos y quienes honestos, hablamos del tipo “la justicia soy yo”.

Tarde, con una dosis de cierta locura y sin expectativas de triunfo ingresó Cristina Jiménez a la contienda por la presidencia del PAN estatal. Acicateada por sabe Dios quién, de pronto irrumpe intentando batir el proceso, sin ideas ni proyectos que la respalden.

Hoy en el PAN prevalecen los usos y costumbres en la elección de candidatos. Tomaron los viejos vicios del PRI y sus militantes voluntariamente aceptan el sometimiento al mandamás en turno, en el caso nacional Anaya y el sindicato de gobernadores, en Chihuahua Javier Corral, dado que el M3 ha sido incapaz de establecer equilibrios.

La presidenta será Rocío Reza y Cristina Jiménez no tendrá capacidad ni para impugnar el proceso, su objetivo. Espere a que pasen las fechas de la convocatoria y podrá comprobarlo.

Con una votación estatal rondando los 450 mil electores, sólo 70 mil menos de los obtenidos por Javier Corral y 150 mil más de los que alcanzó Serrano hace dos años, Morena ha sido incapaz de traducir en poder político el enorme capital electoral. Sus liderazgos siguen actuando de la única forma que saben hacerlo: solitarios e indisciplinados integrantes de un partido minoritario sin esperanza de triunfo.

En el Congreso del estado el PAN los trató como a párvulos de limitados alcances, marginándolos de los cargos administrativos importantes, auditoria y administración. Los inocentes recibieron la secretaría de asuntos sin importancia –interinstitucionales- como si hubiesen ganado el premio mayor. Fernando Álvarez presumió el logro muerto de risa, junto a Javier Corral.

Juan Carlos Loera, llamado a ser las veces de vicegobernador, decidió tomar el camino del golpeteo interno; Colunga quedó más rabón que una minifalda de mujer galante bajo el farol; Chaparro está reducido a dirigente presencial, todos lo ignoran; Bertha Caraveo es la mujer más feliz cada vez que la secretaria del senado pronuncia su nombre, entonces comprende que no es sueño; y los ediles de Parral y Cuauhtémoc jugando a ser políticos adultos, mientras sueñan a ser gobernador.

Son una calamidad como grupo político, pero no se podría esperar más de ellos, la indisciplina los marca por historia y tradición. Los olmos nunca han dado peras… que se sepa.