*Corral, pluri sería un suicidio político

*Es mucho hasta en el actual batidero

*Maru y Mocken quieren retomar Juárez

*Enjambre amorfo de políticos anónimos

*Pacto Marco-Borruel ¿Quién va?

*Miguel González con Marco Adán

*Irresponsabilidad absoluta del Tlatoani

Entonces nadie lo tenía presente, parecía una ocurrencia insensata fuera de tiempo, no obstante hace más de dos años advertí que Javier Corral abandonaría sus deberes con Chihuahua, a fin de regresar a la Cámara de Diputados por la vía plurinominal, su especialidad. En razón de la historia era una previsión obvia, pero jamás sospeché que podría ser postulado por un partido diferente al PAN. Esa posibilidad me tomó de sorpresa.

Sus aproximaciones impropias con Movimiento Ciudadano hoy están claras, la cromática de su Cuarto Informe y la incursión de Miguel Riggs en ese partido son muy reveladores, circunstancias que alimentan los rumores de la pluri en el partido de Dante Delgado, éste cacique veracruzano del que se dice amigo.

¿Tiraría al escusado una larga y exitosa carrera política con el PAN? Quien dice que no, la tentación de sentirse libre en la tribuna más importante del país es mucha en alguien como Javier, es ahí donde se siente a sus anchas. El paso hacia MC, sin embargo, sería un suicidio político hasta en el actual estiercolero que define la política.

Ya veremos, la cabra tira al monte, quizás dio por cancelado su tiempo en Acción Nacional o comprendió ahí que carece de futuro inmediato, el costo interno por la feroz persecución contra Maru Campos está siendo muy alto, probablemente al punto de obligarlo a dejar el partido.

En los próximos días sabremos, falta poco para los registros de candidatos a diputados plurinominales ante el INE. No me extrañaría verlo apuntado en el número uno de MC, asociado su nombre al de un político cuestionado como Alfredo Lozoya, futuro candidato a gobernador, un duartito en proceso de formación.

Entiendo la reacción, su obstinación contra Maru debilitó en grado extremo su presencia política al interior del PAN, pues no solo los santones de Chihuahua le han dado la espalda, también las figuras nacionales más prominentes. Pero sospecho que esta vez mordió más de lo que puede engullir.

Encima ponga el regreso de los Calderón, Margarita Zavala será candidata pluri, y de Ricardo Anaya, destapado prematuramente para candidato a la Presidencia. Con ambos grupos está chocado de frente y sabe que cuando deje la gubernatura podrían agarrarlo de bajada.

Una huida estrategia para seguir en política representa la salida más sencilla, aunque confirmaría lo que tanto dicen sus detractores, que después de Javier, es Javier y luego sigue, Javier. O como he dicho en otros momentos sobre él: “después de mí, el diluvio”.

Rompeolas

Consciente de la debilidad panista en la frontera, Maru Campos se ha propuesto reconquistar el voto allá. En ésta precampaña ha estado más activa en Juárez que en cualquier otra parte del estado, incluida la capital, y especialmente ayer tuvo un evento bien montado, acompañada de Javier González Mocken, candidato del PAN a la Presidencia Municipal, y otros candidatos. A pelear el voto línea por línea, si consiguen una estrategia eficiente de comunicación y presentan una narrativa muy “juarita”, en una de esas dan la sorpresa, pues allá está la fortaleza de Morena.

…………………

¿Ha escuchado usted los nombres de Viviana Hernández, Ruth Meza, Obdulia Becerra, Patricio Escárcega, Efrén Mata, Antonio Lozoya? Yo tampoco, pero son oficialmente aspirantes a presidentes municipales por Morena en la capital. ¿Y los de Ester Mejía, Itzel Flores, César Morales, Elías Flores, Ernesto Robles?. Le diré que menos, sin embargo se apuntaron como aspirantes a Presidentes Municipal de Juárez. Son un enjambre de políticos anónimos surgidos sabrá Dios de dónde, nueva realidad política. Mejor hubiesen registrado el “burro chon”, como quiera es más conocido, ha participado en varias campañas de diferentes partidos.

………………. 

En Chihuahua los únicos verdaderamente conocidos son los expresidentes municipales Marco Adán Quezada y Carlos Borruel, ambos registrados. Presumiblemente hicieron un pacto de no agresión, comprensible en políticos profesionales. En ese caso queda una pregunta suelta ¿Si ya pactaron, cuál de los dos iría de candidato? Siendo sincero el único que contribuye electoralmente a Morena es Marco Adán, tiene muchos menos negativos y conserva buena parte de su antigua estructura priista. Carlos Borruel, debería saberlo, en lugar de sumar resta, por las razones que él y medio chihuahua conocen.

……………….

Un dato hace suponer que Marco tomó ventaja en la carrera por la alcaldía, es que Miguel González, éste empresario con relaciones amplias en Morena, tanto nacionales como locales, se incorporó al equipo de apoyo de Marco Adán, cuando se decía que tenía simpatía por Borruel. Probablemente muy al principio simpatizaba con el expanista, pero en cuanto Marco Adán dio muestras claras de participar, uno de los primeros en arroparlo fue Miguel González. Son señales, sólo para el registro.

…………………

Irresponsabilidad absoluta de López Obrador. Según los trascendidos estuvo siete días grave por el Covid –afortunadmente se repuso bien- y cuando reaparece en sus presentaciones matutinas lo hace sin cubrebocas, con el insesanto argumento de que no es fuente de contagio, y que la protección no es obligatoria, pues estamos en un país libre. Tenía razón el “mejor funcionario del mundo”, López Gattel, “La fuerza del Presidente es moral, no es una fuerza de contagio”. Esto explica por que la pandemia les vino como anillo al dedo. ¿Cuántos muertos van? Nos acercamos a los 170 mil, pero vamos muy bien.