*La teoría de los «cinco deditos»

*La guerra por un Morena derrotado

*Cruz contra la poderosa tía Bertha

*Montielismo quedó hecho girones

*Las que deben Issa y Soledad. Ay nanita

*Renuncia o se queda; momios parejeros

En cuanto quedó confirmada la derrota de Juan Carlos Loera, sellada la mañana del martes en Palacio Nacional con el reconocimiento presidencial de que “Chihuahua lo ganó el prian”, nuevos y viejos militantes de Morena abrieron en la entidad una sorda batalla por un Morena derrotado que, sin embargo, se antoja apetecible. Es un hueso con carnita.

Esta batalla está inscrita en la feroz lucha por el poder que se adelantó al interior del partido oficial con el desplome de un tramo en la Línea 12 del metro, y se oficializó el siete de junio, cuando los votos terminaron de contarse. Así es la política mexicana, concluido un ciclo inmediatamente inicia otro, no descansa.

En ésta gran disputa por el poder al interior de Morena, es pertinente recuperar la teoría de los cinco deditos de López Obrador ¿La conoce?. En círculos estrechos de Palacio la manejan en voz baja como restándole importancia, pero convencidos de que los deditos tienen nombre y apellido: la paisana Bertha Lujan es el dedo anular, Gabriel García el medio, Julio Sherer índice, Claudia Sheinbaum el chiquito y Marcelo Ebrard el gordo, cerrando a los otros cuatro.

Será por que le faltaron dedos a la mano o piensan que se cuece aparte, los promotores de la teoría excluyen a Ricardo Monreal, conociendo su importancia. Estos deditos, más Monreal como sexto pero funcional apéndice rivalizando con Ebrard y Sheinbaum, son los mariscales de campo en la despiadada guerra por el poder que viene y cuya primer confrontación será por la dirigencia nacional y las dirigencias estatales del Partido.

A la distancia son claras dos alianzas: apostados por Sheinbaum están Bertha Luján, Julio Sherer y Gabriel García; Ebrard y Monreal van juntos, en acuerdo contra la coalición de la izquierda doctrinaria o pura. Es la confrontación de la izquierda chaira contra la izquierda fifí, donde los actores secundarios de unos y de otros quedaron definidos durante la prolongada disputa por el CEN de Morena, en la que se impuso Marcelo Ebrard colocando a Mario Delgado en la dirigencia nacional.

La batalla está en marcha, iremos viendo de a poco su evolución. En lo que a Chihuahua respecta la confrontación se perfila entre Cruz Pérez Cuéllar, apuntado en la izquierda fifí de Ebrard y Monreal, contra la tía Bertha, del grupo radical.

Así quedaron trabajados por definición de grupo, sin que hasta le fecha exista evidencia de a quienes postularán como sus candidatos a la dirigencia estatal. Omar Holguín podría ir por Cruz, Tiscareño por Bertha, pero tratándose de Morena no se sabe, lo prudente sería esperar a que desvelen sus prospectos.

La otra fuerza de referencia es la de Ariadna Montiel, patrocinadora de Juan Carlos Loera y en la batalla general inscrita junto a Sheinbaum. En la primer batalla de importancia, la gubernatura, Montiel se impuso al grupo de Marcelo Ebrard, que apostó por Rafael Espino.

En la que sigue llegan derrotados y sin asideros de poder; Cruz se quedó con el cargo popular de mayor importancia, la alcaldía de Juárez, y Bertha –en la persona de su hija del mismo nombre- con la superdelegación, es decir la representación presidencial en Chihuahua ¿Qué tienen Montiel y Loera como base de poder para buscar la dirigencia estatal? Absolutamente nada.

Hasta este punto dejo la observación, aclarando que las fuerzas menos visibles de Morena serán de fundamental importancia para el resultado final. Recordemos, se trata de un partido indisciplinado de militancia profundamente antidemocrática que por método es contestataria y no reconocen más resultado que su triunfo. Este tema lo iré desdoblando como se presenten los acontecimientos.

Rompeolas

Jorge Issa y Manuel Soledad fueron los operadores, y en buena parte autores intelectuales, de haber defenestrado a Daniela Álvarez del Congreso. Descargaron sus odios contra ella. Bueno, ahora Daniela es diputada federal y Mario Vázquez será próximo coordinador del Congreso, imagine cómo le ira a esta pareja de burócratas medianos. Soledad se refugiará en la sindicatura con Olivia Franco, no sabe otra más que buscar refugio en la cofradía yunke, pero que destino le depara a Issa, sabiendo que muchos lo tienen por perfecto doble cara. Ay nanita, los tiempos negros acaban de iniciar para ellos y no será nada bueno lo que recibirán, menos teniendo en cuenta los muertitos en el armario que cado uno, juntos y por separado, ha dejado tendidos.

…………………….

Supuse que los momios sobre la renuncia de Javier Corral se cargarían en la casilla de “renuncia”. Pues no, están muy equilibrados, existen personas que todavía creen que resistirá hasta el final. Tengo mis dudas, pero de eso se tratan las apuestas. Haga usted la suya, yo mantengo las fichas en la casilla del “renuncia”.