*Que Ramírez pierde la Sala, otra vez

*Recibió un inesperado y sólo revés

*¿Nubes sobre cielo despejado de Cruz?

*Loera y Corral centro de las sospechas

Otro capítulo en la extendida serie de Jorge Abraham Ramírez y su desencuentro con Javier Corral, teniendo como escenario los poderes Judicial y Legislativo, se abrió de súbito contra el magistrado. Ha trascendido un documento, recurso de queja administrativa 135/2021, del magistrado ponente Refugio Noel Montoya Moreno del PJF, que deja sin efecto las actuaciones anteriores que reinstalaron a Ramírez en la Sala del Supremo Tribunal de Justicia.

La historia de Ramírez en su batalla por conserva la Sala ha sido una montaña rusa de emociones encontradas, en las que se ha visto obligado a mantener oculta a su familia y esconderse él mismo para evitar ser detenido, así como el más reciente triunfo de la reinstalación en la Sala, ordenado por un Tribunal Colegiado de Distrito. Lo celebró como victoria definitiva, cuando no era así.

Bien, pues esa reinstalación y todo lo que ella implica es la que habría perdido Ramírez por la reciente sentencia del magistrado Montoya, misma que para surtir efectos plenos deberá ser notificada al Congreso del Estado –posiblemente ayer mismo notificaron- y éste órgano autónomo ordenar el sobreseimiento, acatando la instrucción del Juez, que le concede potestad Soberna. Un mero acto administrativo, se trata de una disposición judicial.

No entiendo de leyes, pero veo ese recurso como una especie de “acátese pero no se cumpla”, dado que deja sin materia el reclamo de Ramírez y en consecuencia nada habría que cumplir, entendiendo que el Congreso actuó, según el magistrado, en atención a su condición de Soberanía, estando frente a un caso de imposible cumplimiento. O sea, no pueden regresar el tiempo.

Desde luego, tratándose de interpretación legislativa siempre existe diversidad de criterios, uno de los asesores jurídicos de ésta columna concluye que con el sobreseimiento del Congreso el caso queda cerrado con una rotunda derrota para Ramírez, otro que continuaría en Litis, dado que el todavía magistrado tiene la opción de apelar, oooootra vez, al Colegiado y volvemos a empezar.

Cada quien su interpretación, nosotros como cualquier tinterillo sabemos que esos casos suelen ser eternos, pero el sentido común nos advierte que si a Ramírez le han dado un nuevo golpe jurídico después de que lo habían reinstalado, al amparo llegaría arrastrando la cobija, con escasas posibilidades de recuperarse. ¿Estamos en el cuento de nunca acabar? Es lo que nos dicen las diversas actuaciones, sólo que ahora las alternativas legales de Ramírez se cierran y escasean, de suerte que en una de esas la ruleta rusa frena en una bajada vertiginosa y termina dejándolo despeinado y con los ojos de azoro. No sabemos.

Nunca es recomendable festejar por anticipado ni morder el pastel antes de las velitas o, como dicen los rancheros, montarlas tiernas. Ramírez se ufanó de haberle ganado “al gobernador, al Tribunal y al Congreso”. Imprudencia, frágil, como estaba su situación, debió tender puentes de concordia y comedimiento. Hizo lo contrario.

Ahora sabemos que ese triunfo era sólo un remanso en la compleja y agotante disputa jurídica a la que se vio sometido por su asociación con César Duarte. Me pregunto si llegamos al fin de la última temporada o estamos en el primer capítulo de la más reciente.

Rompeolas

La experiencia nos enseña que toda información no corroborada en fuentes oficiales o de primera mano, debe ser tomada con reserva, las noticias basura son hoy cosa de todos los días y más tratándose de asuntos políticos. Si Cruz Pérez Cuéllar realmente aparece vinculado en el escandaloso expediente internacional de la “Luz del Mundo” y su líder Naasón Joaquín García, sujeto a proceso en una Corte de Los Ángeles por violación, pornografía infantil y trata de blancas, el todavía senador de Morena habrá concluido su carrera política y posiblemente también cierre antes del tiempo constitucional su periodo en la alcaldía de Juárez. Estaría frente a un problema imposible de manejar y fatalmente terminaría desacreditado, hablamos de los delitos más odiados por la sociedad y el enfrentamiento contra el poderoso. Habiendo elementos, ningún político ganaría esa batalla, menos un alcalde fronterizo alejado del círculo presidencial. Ahora, si es falsa la noticia nada de que preocuparse, otro más de los esfuerzos estúpidos de sus adversarios por desprestigiarlo. Al o los autores terminaría revirtiéndoseles esa infamia. Estas noticias se confirman o desmienten muy pronto, ya veremos.

……………………

Cruz debe preguntarse si está frente a fuego amigo o enemigo, le sobran razones para dudar. Del fuego amigo ahí está el engreído e ignorante Loera, con el tema de la dirigencia del PRI –perdón, de Morena, se parecen tanto que me confundo-; del enemigo Corral, no hay compadre que no haga daño y esos compadritos se traen ganas en serio, más ahora que Corral no busca quien se la hizo sino quien se la pague. Del tema Morena hablo luego, se van a despedazar. 



Te puede interesar

Comentarios