*¡No encuentran las carpetas de Duarte!

*Corral, le pasaron el dedo en la boca

*Pavor a que la justicia se revierta

*¿Negociaciones oscuras de último momento?

*El pueblo ya lo juzgo; es corrupto

*Últimos negocios de Lalo en Salud

*¿Tortura psicológica? Aaay Fernando

El dos de septiembre, seis días antes de que Corral dejara el gobierno, Humberto Chávez Meléndez, un oscuro funcionario de la FGE responsable de la dirección de “Extinción de Dominio”, solicitó al juez Octavo de Distrito el levantamiento de la medida cautelar de diez bienes asegurados a Duarte. El Juez, solícito, levantó la medida en menos de 24 horas.

¿Qué sucedió en esas 24 horas para el súbito y radical cambio? El mismo tres de septiembre la Fiscalía de Chihuahua, lo supimos hoy por fuente de Roberto Fierro, declinó a favor de la Federación la competencia del los expedientes que involucran a César Duarte y a varios de los acusados en el saqueo a Chihuahua, sin que exista oficio de que la FGR aceptó recibirlo.

Va por partes, es demasiado complejo para un neófito en derecho penal y el asesor jurídico de la Weba se encuentra en un periodo de introspección personal que lo aleja de información basura. Lo primero es que la Fiscalía de Chihuahua no sabe, de bien a bien, donde están las carpetas de investigación que contienen la causa penal contra Duarte y sus presuntos cómplices. Por demencial que parezca, Fierro se pregunta si continúan en la Fiscalía de Chihuahua o en la Fiscalía general de la República. ¡No conocen el paradero de las carpetas!.

Tiene uno dificultad para dar crédito a éstos despropósitos ¿Dónde diablos quedaron las carpetas de Duarte, fuero local o federal?. Supongo que pronto las encontrarán o al menos el oficio de recibido firmado por la FGR. Espero que pronto aclaren, sería el mejor favor que Corral y sus negros hígados, ya sabemos que tiene dos, pudo hacer al gobierno de Maru Campos. Liberar a la Fiscalía local de ese bodrio jurídico sería un regalo inesperado.

La otra revelación confirma lo que han dicho en privado penalistas, magistrados, jueces y hasta tinterillos pasando por informados, que la famosa Operación Justicia para Chihuahua es una violación al debido proceso de principio a fin, en la que Javier Corral aparece como autor intelectual, hostigador principal y autor material, por abandonar sus deberes de gobernador y oficiar de MP.

El dos de septiembre, obviamente, Chávez Meléndez tenía conocimiento que al otro día la FGE pediría a la FGR que atrajese la investigación de Duarte. Con esa información y teniendo conciencia plena de que las violaciones al debido proceso pueden alcanzarlo, se apresuró a desvincularse pidiendo al Juez Octavo de Distrito el levantamiento de la medida cautelar impuesta a las propiedades del “ex”. Por las mismas razones el juez las levantó en menos de 24 horas, como dije arriba.

Ambos, Chávez Meléndez y juez octavo, tenían prisa de lavarse las manos, fuese que las carpetas en las que dejaron huella de violaciones al debido proceso llegaran a la Federación o por el inminente cambio de gobierno donde ya no se veían cómodos y protegidos. En cualquier caso se colocaban el huarache antes de espinarse.

Todavía no pasa la primer semana de Maru Campos y ya tenemos las primeras perlitas del caso contra Duarte, en el que Javier Corral aseguró que contaban con “un arsenal probatorio”. ¿Qué conoceremos cuando “encuentren” las carpetas, tengan tiempo de estudiarlas y vean las terribles violaciones al debido proceso que alega la defensa de Duarte y observan especialistas en materia penal?.

Una conclusión lapidaria y general es que, fatalmente, César Duarte terminará ganando la prolongada disputa legal y reclamará la reparación del daño. También ya sabemos, cotizó su dignidad en tres mil millones de pesos ¿Se saldrá con la suya quien, para efectos sociales, saqueó indiscriminadamente y a conciencia las arcas estatales?.

Es una batalla, permitir que Duarte se salga con la suya y sea indemnizado, que no puede perder Maru Campos. Al primer centavo que regrese perdería su bono democrático, Duarte sigue siendo el “vulgar ladrón”, el odio de muchos chihuahuenses contra él no se ha disipado. Por las estupideces y negros hígados de Corral la justicia federal puede favorecer a Duarte, pero siempre existen los socorridos recursos del chicaneo para evitar caer en desacato. Si alguien ha de pagar, que sea el de atrás.

Rompeolas

Corral dijo que gobernaría hasta el último momento, pero la revelación de las diez propiedades advierte solo dos cosas: o que funcionarios menores le jugaron el dedo en la boca sin que el se diera cuenta, o en extremo de la perversidad y el oportunismo, hizo negociaciones oscuras de último momento.

…………………………….

Por información oficial –las diez propiedades- ahora sabemos que César Duarte acumuló más de 4,700 hectáreas tan sólo en Balleza. Antes de ser presidente del Congreso no tenía ni media hectárea, el Saucito que tanto presume le pertenecía a su tía Atilana, que por herencia de su padre –abuelo de Duarte- recibió una tercera parte y después compró a sus hermanos, Nacho y Chano, sus respectivas partes. Ella vendió el rancho a uno de sus hijos, al que Duarte se lo compró ya como gobernador electo. Lo de ganadero de cuarta generación y mayor lotero de Juárez y el Paso que lo deje a los chilangos, en Balleza conocen su historia. Todo el dinero, millones y millones, que invirtió en el rancho y en las tierras posteriores lo hizo como gobernador. ¿Quién acumula esas tierras con su salario de 250 mil pesos?. Y hablamos sólo de las propiedades en Balleza, que probablemente sean las menos aunque si las más queridas. No engaña a nadie, por eso salió con fama de ladrón, que Corral haya buscado venganza en lugar de procurar justicia es otra cosa.

………………..

Cien millones de pesos, dice Maru Campos, que tiró la Secretaría de Salud, en el pasado gobierno, en medicinas caducas. No están informando bien a la gobernadora, quienes saben aseguran que esa cantidad es poca, pero que ni siquiera ahí están los mayores problemas, pues en muchos casos la caducidad tiene explicación. El sector está quiebra total por otras razones, podrían empezar investigado los “últimos negocios de Fernández”; termo-hemodiálisis y –aunque no lo crean- sanitarios son dos palabras claves.

………………….

Que lo obligaron a declarar puras mentiras, lo que ellos querían escuchar para incriminar a Duarte, dijo Fernando Reyes al presentar hoy una demanda contra Javier Corral -¿También al gobierno?- por tortura psicológica. Híjole, surte Fernando, eso de la tortura psicológica luce complicado.



Te puede interesar

Comentarios